Si el morbo generado por la ‘humillación pactada’ con Kiko Rivera logró que ‘Sálvame Deluxe’ superara este viernes al gran ‘Tu cara me suena’, poco duró la alegría en la casa de Mediaset que vio como ‘GH El Debate’ mordió el polvo en la noche del domingo frente a Gerard Butler que acabó con los terroristas en ‘Objetivo: La Casa Blanca’ y con la hegemonía televisiva en ‘Prime time’ de Telecinco.

‘Gran Hermano 16’ no está resultando según lo previsto, prueba de ello es que nos lo meten con calzador en el ‘Programa de AR’ y en los dos ‘Sálvame’. La pifiaron con ‘Cámbiame Premium’ y ahora también el sufrido espectador tiene que asistir además de a las Galas de los jueves y al Debate de los domingos a un especial última hora los Martes.

Si las Galas aguantan es gracias a Mercedes Milá, que es lo que decimos siempre, una buena presentación es fundamental para que un programa enganche o lo que es lo mismo, un mal programa si cuenta con un buen presentador/a ya tiene el 50% del éxito asegurado. ¿Y qué pasa con ‘El Debate’? Pues que lo presenta nada más y nada menos que Jordi González, un presentador de ‘quita y pon’ al que lo mismo le da estar al frente de un programa veraniego fallido que en ‘GH El Debate’.

Este tercer Debate fue tan soporífero y desangelado que era imposible que pudiese competir contra la magnífica película que Antena 3 proyectaba a la misma hora, como así sucedió. Jordi apareció en plató sin afeitar. Si se está dejando barba, recordarle que eso se hace en vacaciones, más que nada para no presentar un aspecto un tanto desaliñado que es el que ofrecía.

Vídeos destacados del día

El nivel de los concursantes este año es muy justito, pero el ‘hombre invisible’ Muti se lleva el premio. Este chico que no ha hecho más que comer, ensuciar y conspirar en la casa, pretendiendo además que sus compañeros fuesen los que limpiasen, protagonizó ayer el momento friki de la gala, al abandonar el plató tras escuchar a Ares Teixidor decir: ‘no da para más’.

Jordi González quiso aprovechar la ocasión y trató de avergonzar a los tertulianos diciéndoles: ‘Creo que habéis sido bastante impertinentes’, para a continuación enviar a la reaparecida Ylenia a buscarle. Muti regresó pidiendo agua y con una pastilla en la boca, no sabemos de qué tipo. Jordi le pidió disculpas en nombre de todos a un chico que nos quiere vender la película de la discriminación diciendo que no le dejan expresarse, cuando lo cierto es que ni escucha ni comprende lo que se le dice.

El segundo expulsado de GH 16, no superó eso que llaman ‘Tercer grado de la grada’ y Jordi González se despidió con un: ‘Gracias a todos y buenos días’ Que dejó a todo el mundo un tanto perplejo. ¿Seguirá la 'Última Hora de Gran Hermano 16' este martes el mismo camino descendente frente a la serie ‘Mar de plástico’ de Antena 3? La solución el próximo miércoles.