¿Creían ustedes que lo sabían todo sobre lo que iba a pasar en esta edición de Gran Hermano? Pues no. Si bien eran muchos los fieles al reality decano de la televisión española los que estaban pendientes de una posible repesca a lo largo de GH 16, pocos esperaban la entrada, a estas alturas, de un nuevo habitante en la casa de Guadalix de la Sierra.

Pero como el formato de Endemol para Telecinco nos ha demostrado ya a lo largo de dieciséis ediciones que es una caja de sorpresas, de golpe y porrazo, sin anuncio previo ni promo al respecto, Mercedes Milá sorprendía una vez conocida la salida de Ivy de la casa, con la entrada de un nuevo concursante en una estrategia desesperada por parte de la producción para ver si así se menea un poco el árbol y empiezan a verse nuevas estrategias, caras, actitudes y en definitiva movimiento en una cara donde impera la actitud políticamente correcta.

Para conocer mejor a Ricky, hay que empezar por su biografía. Nacido en las islas Canarias, el guapo, fornido y deportista nuevo inquilino de la casa, es de ascendencia argentina. Con solo 26 años de edad, parece ser todo un parto bien aprovechado ya que, además de tiempo para ir al gimnasio, el chico aprovecha para estudiar dietética y nutrición, mientras costea sus estudios ejerciendo como profesor de pádel, una de sus grandes pasiones.

Como se imaginan, y dado su perfil de concursante de MYHYV, cuentan varios de sus amigos que desde muy pequeño ha sido un ligoncete, lo que en los últimos tiempos, indican, le habría convertido en todo un rompercorazones dada su simpatía, desparpajo y, como no, la carrocería que le acompaña y que trabaja sin pausa.

Ricky no ha llegado para pasearse a la casa.

Vídeos destacados del día

Si quiere quedarse definitivamente y ganar, como es su intención, deberá acometer una misión que ya ha comenzado. Esta comienza haciendo creer que él y otras tres personas han vivido en la casa de Guadalix durante las últimas semanas.

Una misión que no quedará ahí ya que durante toda la semana este deberá hacer de topo y recabar toda la información que pueda para pasársela a los ex concursantes que se encuentran en la casa paralela esperando a la decisión de la audiencia para ser repescados. El asunto promete.