Carolina y sus fantasmas no estarán en la próxima gala de GH16, donde el programa recurrirá a todo un clásico ya en Gran Hermano; la esperada gala del terror por Halloween. Al menos, así lo afirman los primeros porcentajes que se barajan en las encuestas de la red. Carolina, al igual que pasó la semana pasada con Ivy, acapara más de un 60% de los votos de la audiencia, quedándose Nietziela en segundo puesto y Vera en el último. 

Lo cierto es que ver a Carolina en la gala del terror tenía su aquél.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Recordemos que la muchacha ve multitud de presencias del más allá en la casa de Guadalix, que este jueves se multiplicarán con la llegada de todo tipo de seres aterradores que nos harán disfrutar, de nuevo, de una gala mítica, como acostumbra GH en cada 31 de octubre.

De confirmarse su expulsión, Carolina habría pagado con creces la fallida estrategia de poner en la palestra a los tres grandes favoritos de esta edición; Han, Aritz y Amanda, tal y como pasó la semana pasada con su queridísima amiga e inseparable compañera de 'piqui piqui' (como diría Aritz), Ivy,

Carolina pasa por la casa de GH16 con más pena que gloria. Únicamente será recordada por ver espíritus en todas las esquinas y por haber sido la artífice y la mente pensante de la estrategia que nunca fue estrategia. Entre tanto, Quique, Maite, Muti y Raquel se juegan volver a entrar en la casa gracias a la repesca. El nombre del elegido lo conoceremos, también, este jueves en la gala del terror. Todo apunta a que, finalmente, será la Galdeano la que vuelva a coger las riendas de su querido rebaño.

Vídeos destacados del día

¡Qué tiemble Sofía! Su madre parece ir más que dispuesta a robarle a su querido Ricky, el nuevo concursante que ha conseguido que la de Pamplona se olvide definitivamente de Suso. Por otro lado, queda sin resolver la incógnita de la caja misteriosa. ¿Conseguirá alguien abrirla antes del jueves para convertirse en primer finalista? Sin duda alguna, la gala del terror promete y mucho. Estaremos muy pendientes de todo lo que ocurra en la casa para poder contároslo antes que nadie.