Demasiada tranquilidad se respiraba en el apartamento de la repesca, especialmente entre Maite y Raquel, enemigas declaradas en esta edición de Gran Hermano. Las dos favoritas de la audiencia por entrar, de nuevo, en la casa de GH gracias a la repesca se han vuelto a enzarzar en el enfrentamiento más tenso y más duro de los que hemos visto entre ambas concursantes. La que ha abierto la caja de la disputa, una vez más, ha sido Maite que, sin motivo aparente, ha comenzado a arremeter duramente contra su máxima competidora en la repesca. "Para que entres tú, entro yo. No le importas a nadie, no pintas ni con cola en esa casa. ¡Tira la toalla!" (con actitud chulesca y agresiva, al más puro estilo Galdeano).

De esta guisa, comenzaba Maite a provocar a Raquel para intentar sacarla de quicio, su único objetivo para conseguir ser ella la repescada.

Ante la pasividad de Raquel, que no ha querido ni contestar a su contrincante, Maite se ha ido creciendo y aumentando el tono de sus insultos y amenazas hacia Raquel. "¿Con quién te vas a juntar si no te quiere nadie? Tengo que entrar yo", ha seguido insistiendo la de Pamplona. Poco a poco, los ánimos se iban calentando hasta llegar, incluso, a estar muy cerca de llegar a las manos. La de Extremadura ha querido desaparecer de combate y se ha marchado llorando al confesionario, mientras que Maite ha seguido dando alegatos de por qué tiene que ser ella la repescada y no Raquel, ante un Quique totalmente impasible. 

Una vez más, la de Pamplona ha perdido totalmente los papeles (y no nos referimos a los del camión, que también).

Vídeos destacados del día

El jueves, comprobaremos hasta qué punto le funciona a Maite su estrategia de intentar desequilibrar a Raquel para dejarla fuera de la repesca. Este martes, un nuevo concursante abandonará el juego de la repesca (todo apunta a que será Quique), quedándose Raquel y Maite totalmente solas en el apartamento hasta el jueves, donde se decidirá quien entra de nuevo a la casa de Gran Hermano 16 como concursante. No te pierdas, nuestras razones de por qué debe ser Raquel la repescada y no Maite.