Hay que animar la casa como sea. Esto es lo que deben haber pensado en la producción del reality decano de la televisión española en los últimos días cuando, en cuestión de tres semanas, el programa que emite Telecinco ha perdido a su concursante más polémica en su primera ronda de expulsiones y a la única posible pareja dentro de la casa de Guadalix de la Sierra en la tercera salida.

Es por eso que hoy, para cuando GH se guarda una de las grandes balas de su programación con la emisión del Debate de Gran Hermano 16, ha decidido volver a poner chispa en la amuermada casa de Guadalix echando un poco de gasolina entre los habitantes de esta decimosexta edición devolviendo a la que fue su gran enemiga, Maite.

Una vuelta que, eso sí, parece que de momento sólo se producirá durante unos minutos ya que el retorno de la navarra formará parte de la misión especial que le han encomendado para formar parte de la prueba semanal que deberán superar los supervivientes del concurso si quieren contar con el dinero necesario que les permita hacer una compra digna y así evitar volver a pasar hambre y que comiencen las guerras de nuevo entre las dos facciones que poco a poco se van separando dentro de la casa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Con Amanda por en medio de los dos grandes candidatos a decir adiós a este experiencia el jueves, Suso y Enrique, los tres nominados sabrán que lo son durante el debate del día de hoy, al igual que Han conocerá por fin que él no está en la lista de nominados definitiva ya que el médico decidió librarlo a él del sufrimiento una vez se hizo con el amuleto que le garantizaba poder salvarse - o a él o a un compañero - de las nominaciones finales.

Además, en el debate que hoy se podrá vivir a partir de las 21.50 horas en Telecinco, tanto Jordi como el resto de colaboradores de este programa someterán a un tercer grado a Raquel, la tercera expulsada de esta edición tras su salida de la casa del pasado jueves perdiendo en el cara a cara con su máxima enemiga Sofía en la votación final. Se viene un 'programón'.