Todos los años hay dos anuncios que son los que todos los ciudadanos españoles esperan ver para hacer una crítica más o menos positiva. Uno es el anuncio que crea el cava catalán Freixenet y otro es el primer anuncio del año. Según las fuentes y documentos tratados se ha confirmado que este año será el equipo de gimnasia rítmica el que tendrá el honor de convertirse en burbujas Freixenet.

El anuncio se grabará en las próximas semanas y como todo parece indicar se hará en un plató de la ciudad Condal. El encargado de dirigir este anuncio será por segundo año consecutivo el director y productor Kike Maillo. Hay que recordar dos aspectos claves, por un lado que como bien indicamos el año pasado ya dirigió el anuncio de esta misma marca donde aparecía el cantante David Bisbal y por otro lado hay que reconocer el buen gusto del equipo de propaganda y marketing de esta marca pues Kike Maillo es una persona que cuenta con un Goya a la mejor dirección novel por su obra “Eva”.

Remontándonos más atrás en el tiempo hay que recordar que Freixenet ya confió en un grupo similar en los años 2008 y 2009. En aquella ocasión las afortunadas fueron las chicas de natación sincronizada con Gemma Mengual como personaje más conocido y representativo.

¿Qué méritos han conseguido estas chicas para que se les presente la oportunidad de ser las conocidas “burbujas freixenet”? Los méritos son varios, los más reconocidos actualmente son el de quedar en tercer lugar en el mundial celebrado en Alemania y como consecuencia directa su clasificación para los Juegos Olímpicos de Río 2016. Pero sus méritos no son sólo eso, mérito es llegar a ese nivel en un deporte al que nadie o muy poca gente presta atención y donde las oportunidades de triunfar son menores que en aquellos deportes de grandes masas donde hay más ojos.

Vídeos destacados del día

Por todo ese tesón y esa lucha constante que sufren algunos deportistas de deportes como  la natación, las artes marciales, balonmano, rugby… por todo eso se merecen este reconocimiento que en esta ocasión ha recaído en estas chicas de las que tantos españoles se sienten  orgullosos.

Habiendo seguido un poco este deporte no me extraña que el responsable de comunicación de la empresa que comercializa este cava catalán afirme que el spot contiene atributos de delicadeza, energía, que tiene un ritmo frenético y que es un homenaje al esfuerzo.

Por todo esto todo ciudadano ya estará impaciente esperando el descorche de las botellas de cava y que aparezcan las “burbujas freixenet”. Enhorabuena chicas.