Fargo, la serie revelación del 2014 y uno de los regresos más esperados de este año, por fin ha estrenado su segunda temporada en España este martes 13 de octubre, tan solo un día después de que lo hiciera en Estados Unidos en el Día de la Hispanidad, o Columbus Day tal como se conoce allí. Producida por los hermanos Coen, que están ultimando su nueva película,  con el título homónimo de su película, las expectativas son muy altas después de la emisión del primer episodio. 

Tal como lo hiciera en su primera temporada siguiendo el ejemplo de la película de los Coen, estrenada en 1996, al principio del capítulo se nos avisa irónicamente  que "por respeto a los vivos se han cambiado los nombres de los protagonistas, por respeto a los muertos se ha contado todo tal y como ocurrió".

Sin embargo, se trata de una historia real inventada que, como ocurre en otras series de moda como True Detective o American Horror Story,  presenta nuevos personajes, trama y escenarios. 

Aunque se pueda ver de forma independiente, conecta con la primera temporada.La serie retrocede hasta el duro invierno de 1979 en Sioux Falls, Minnesota. Molly Solverson, la policía que fue testigo de una crónica muy negra cuando el asesino a sueldo Lorne Malvo se cruzó por azar en el camino del patético y trepa vendedor de seguros Lester Nygaard, interpretados brillantemente por Billy Bob Thornton y Martin Freeman respectivamente, ahora tiene 9 años y es su padre, Lou Solverson (Patrick Wilson), el que se tiene que enfrentar junto a su suegro, Hanks Larsson (Ted Danson) a una espiral de crímenes cada vez más absurda tras una trepidante escena cargada de violencia antes de que abandonará la profesión de policía para ser el humilde camarero de la primera entrega.

Vídeos destacados del día

Parece que la historia será más épica y coral, lo que me implicará un protagonismo más compartido y menos centrado en cuatro personajes como en la primera temporada. Para ello cuenta con otros actores y actrices de prestigio aparte de los ya mencionados como Kirsten Dunst (con unos kilos de más que habitualmente), Jean Smart, Jesse Plemons, Nick Offerman y Keira O'Donnell. 

Aunque los Coen sean solo los productores ejecutivos y no intervengan de forma directa en la obra, el universo paranoico, la atmósfera turbia y perturbadora y le humor negrísimo de su película homónima vuelve a estar muy presente. El guionista de las dos temporadas, Noah Hawley,  traslada con personalidad propia y enorme talento a la Televisión todo ello dándole una vuelta de tuerca y nos ofrece un producto distinto aunque de la misma calidad, multiplicado en horas y con las alternativas y ventajas que ofrece para enriquecer la historia este formato respecto al lenguaje cinematográfico. Además, los toques tarantinianos en las escenas de violencia,  el homenaje a películas  de ovnis como Encuentros en la tercera fase  y las pantallas partidas de las películas policíacas de los 70 han sido un buen guiño a los cinéfilos en este inicio.

Todo un lujo con una fotografía deliciosa a cargo de Dana Gonzales y puesta en escena brillante como perfecta guinda. 

El primer capítulo de esta segunda temporada de Fargo ha dejado el listón muy alto pero todo apunta que irá de más a todavía más en los 9 episodios que restan como en la primera. Vuelve el frío y duro invierno de la Minnesota profunda, la nieve manchada de sangre, los personajes paranoicos y desquiciados, la espiral de crímenes cada vez más absurda, el mejor humor negro. Vuelve, en definitiva, una de las series más esperadas, imprescindibles fascinantes y extravagantes del momento. Con todos ustedes: Fargo