Desde hace unos meses se habla en la prensa rosa del presunto romance entre el cómico Dani Martínez y la actriz Blanca Suárez, pero ambos se han encargado de desmentirlo en repetidas ocasiones y, ahora, conocemos el por qué. Según apunta El Economista la madrileña está ilusionada con un compañero de profesión, Joel Bosqued, y ya han sido vistos en diversas ocasiones por las calles de Madrid, no solo como amigos, sino en actitud cariñosa, ajenos a las miradas que suscitaban a su alrededor.

Estos dos jóvenes no solo comparten profesión, sino también representante. Desde julio, Joel es representado por Paloma Juanes, gran culpable de los éxitos laborales conseguidos por Blanca en los últimos proyectos.

De hecho, hace unos días, ambos asistieron al cumpleaños de la hija de Paloma. Numerosas fotografías en las redes sociales dan veracidad a este hecho pero, la verdad, es que como viene siendo habitual en las parejas de Famosos, los protagonistas no han colgado ninguna instantánea juntos, pero sí en el mismo sitio por separado. Gracias a esta práctica supimos hace unos meses que Úrsula Corberó mantiene una relación con Andrés Velencoso.

Lo cierto es que es cuestión de tiempo que salgan a la luz fotografías de la nueva pareja en los distintos medios de comunicación, ya que Blanca Suárez es, actualmente, una de las actrices más codiciadas de este país. Pero… ¿quién es Joel Bosqued? Nacido en Zaragoza, este joven actor nos viene a la cabeza por su aparición en ‘La pecera de Eva’ y ‘Tierra de Lobos’ interpretando a Sebastián, el cantinero.

Vídeos destacados del día

Además, mantuvo una relación con otra actriz, Andrea Duro, una de las protagonistas de ‘Física o Química’.

Los diferentes hombres que han ocupado el corazón de Blanca Suárez son, también, compañeros de profesión, como Javier Pereira y Miguel Ángel Silvestre. El ex cantante de ‘El Canto del Loco’, Dani Martín, mantuvo una relación que no duró ni seis meses con la madrileña.

Dentro de unas semanas sabremos si este nuevo idilio en el mundo del corazón se confirma o, por el contrario, continúan jugando al despiste en sus respectivas redes sociales.