Todo surgió de manera inesperada y es que la cantante Demi Lovato se encontraba en su habitación del hotel en Manhattan mientras espera la llegada de Phil McIntyre, de 34 años de edad y director ejecutivo de Philymack, y que ha logrado sacar adelante carreras musicales de grandes estrellas del pop como son Nick Jonas y Demi Lovato entre otras.

El nuevo albúm de Demi, "Confident" esta previsto ser lanzado este mismo 16 de Octubre y tenía concertada una reunión con Philymack en "Greenwich Hotel".

A media noche, Lovato entró en la habitación donde McIntyre se encontraba, sin nada de maquillaje, con el pelo recogido y llevando en brazos a su perro Batman.

Él ya había fotografiado una vez a Demi, por lo que se conocían, transmitiéndole a ella confianza y haciéndola sentir cómoda. Demi le sonrió y soltó un simple hola, dejándose caer en la silla y comenzando a hablar:

"Si hay algo que he aprendido con el paso del tiempo, es que la vida es demasiado corta. Estoy apunto de lanzar un álbum que por fin representa quien realmente soy. ¿Cómo puedo abrazar este nuevo capítulo de mi vida? ¿Cómo puedo empezar este nuevo camino? ¿Qué significa tener confianza? Para mi significa dejarlo ir todo, tener fe, dejando claro que importa una mierda todo lo malo y que esto es lo que soy. Quiero mostrar el lado de mi que es de verdad, será liberador. Por ello, ¿Y si hacemos una sesión de fotos donde esté totalmente desnuda? Super sexy, pero sin nada de maquillaje, sin sobrecarga de iluminación, sin retoque y sin ropa.

Vídeos destacados del día

Vamos a hacerlo aquí y ahora". Concluía Demi.

Phil McIntyre detalló con exactitud cómo fue desarrollándose todo: "La sesión dio lugar al instante, solo estábamos Demi, su asistente y yo. Estuvimos prácticamente trabajando en silencio todo el rato, caminábamos alrededor de la habitación, nos comunicábamos por gestos sutiles, como asentir con la cabeza o con inclinaciones. Quería ser muy respetuoso en todo momento, ya que rara vez Demi había posado desnuda, por no decir ninguna. Cuando finalizamos a las tres de la mañana, me dio un gran abrazo y me dijo: "Gracias por haberme hecho sentir bonita". Esto me dejo muy satisfecho y le agradecí a ella por haber depositado su confianza en mí".