Al parecer para Daniel Craig, no son suficientes los 60 millones que le deja su última película Spectre (2015). En plena promoción, afirma estar cansado y harto de protagonizar a James Bond, "Ahora mismo prefiero romper este vaso y cortarme las venas a seguir interpretando al personaje" comentó en la revista Time Out. Sus declaraciones han dado de que hablar y los fans se cuestionan sobre el posible sucesor, aunque para Craig, quien sea el próximo James Bond, no es de su interés.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

El factor económico era lo único que lo retenía en la saga. Tras 9 años interpretando al mismo personaje, se muestra cansado fisicamente, lo único que quiere es pasar la página y seguir adelante con su carrera.

Los rodajes de la saga,  no son para nada sencillos, requieren de un entrenamiento físico y mental. Sin embargo, tendrá que cumplir con su contrato que señala su participación en la próxima película, es decir, por más que quiera renunciar no podrá escapar de ser el agente 007 una vez más. Esta podría ser la razón de su desanimo, pero la alegría para muchos fans del actor. 

Ser el próximo James Bond, no será nada sencillo, pero se especula que uno de los candidatos podría ser Damian Lewis, reconocido por actuar en la serie de Televisión Homeland, seguido por Tom Hardy, uno de los favoritos por su interpretación en Locke. Sin duda, el nuevo 007, será una de las noticias más esperadas por parte de sus seguidores. Para Craig, su sucesor tendrá un reto muy importante es su carrera y aconseja "No escuches a nadie.

Vídeos destacados del día

Bueno, escucha a todo el mundo, pero tienes que elegir al final del día. Es tu decisión y tienes que aceptar las consecuencias. Tienes que dar todo de ti. Ya no se hacen películas así, es algo excepcional", añadió.

Spectre, llega a los cines el 6 de noviembre, tras un presupuesto de 300 millones de dólares, se espera que sea una de las películas más taquilleras del 2015. Seguramente, los fans podrán disfrutar de la actuación de Daniel Craig, sabiendo que sólo queda una película más para que se cumpla su contrato y así poder despedir a este gran interprete de James Bond.