El ganador de la última edición de "Supervivientes", Christopher Mateo, y hermano del concursante Rafa Mateo del programa "¿quién quiere casarse con mi hijo?", sufría la pasada madrugada del Jueves una paliza. Parece ser que después de salir de una discoteca, hacia las cinco de la madrugada, Christopher y sus amigos fueron a una hamburguesería, donde un grupo de jóvenes de unos treinta años le increparon, le estuvieron diciendo cosas, hasta que la cosa se fue calentando y pasó a más.

Los hechos, se produjeron en una de las calles más céntricas de Madrid, en el interior de una popular cadena de hamburguesas que abre 24 horas.

Los jóvenes eran cinco chicos que empezaron a darle empujones y golpes al superviviente, el resultado de este altercado fue la nariz rota, y fuertes dolores en el hombro y las costillas.

Aunque evoluciona favorablemente de sus graves lesiones, continúa ingresado en el hospital, él mismo publicaba en su cuenta de instagram tras el suceso que, "Empezar la noche tan bien, y por culpa de cinco abusones, que son mala gente y envidiosa, tenga que acabar ingresado con diversas fracturas...".

Su hermano Rafa Mateo, fue el encargado de contar la noticia en el programa "sálvame". Entraba en directo a pedir ayuda, para encontrar a los agresores de su hermano, y así manifestaba su malestar: "abusar así de un chico que acaba de cumplir dieciocho años, me parece vergonzoso, y que además se desmayó en el taxi cuando iba de camino al hospital, fueron los cinco contra él". 

Su madre María Luisa, que en los últimos meses la han acusado de estafadora, al negociar con coches que ya había vendido previamente, e intentar venderlos por segunda vez, también quiso manifestar su enfado con estas palabras, "tengo una rabia increíble, son unos abusones y unos chulos, que con treinta años de edad, se ensañan con un chico de dieciocho, y le fueron dando patadas hasta que lo sacaron a la calle".

Vídeos destacados del día

Las investigaciones, han dado con un testigo que afirmaba que había un chico de color muy alto, y otros cuatro ensañandose con Christopher, y que los amigos de éste, salieron corriendo por en medio de la calle perseguidos por los agresores.

Deseamos su pronta recuperación de este lamentable suceso, y que salga lo antes posible del hospital, olvidando esta pesadilla que no es agradable para nadie, y menos para sus familiares.