Los primeros acercamientos de "Gran Hermano 16" no se han hecho esperar, y es que no han pasado ni 24 horas y ya estamos vislumbrando lo que podría ser la primera pareja de esta edición. Se trata de Sofía y Suso, que ya han comenzado su particular tonteo. La verdadera hija de Maite y el hijo ficticio han protagonizado una conversación en la que ambos dejaban ver claramente sus intenciones. Tanto es así, que algunos de los habitantes de la casa, como Carlos, Vera y Aritz, llaman a Sofía "la chica de Suso".

Todo ha surgido en una conversación con los compañeros hablando sobre sus gustos y relaciones; Suso ha comentado cómo le gustaban las chicas; la chica que le conquiste tiene que ser "morena, alegre y cariñosa", según él.

Sofía ha sido mucho más directa y le ha dicho a Suso que a ella los chicos "me gustan como tú". Esto ha empezado a despertar comentarios dentro de la casa entre los compañeros, que han comenzado a decir que Sofía "iba a saco a por él", aunque él tampoco se queda corto, pues ya ha echo varios comentarios sobre su compañera.

Lo cierto es que Suso lo dejó claro en su vídeo de presentación, en el que se definió como "una máquina, un encantador de mujeres; siempre que salgo, salgo a cazar, y siempre me voy con éxito". Sofía, por su parte, dijo ser muy enamoradiza, eso sí no comentó sobre si tenía una relación fuera, algo que choca con la información que salió a la luz ayer a través de twitter. Josi, conocido por su paso en "Mujeres y hombres y viceversa", publicó dos fotos junto a su Sofía dando a entender que estaban juntos.

Vídeos destacados del día

En una de ellas los dos salen besándose y con los comentarios "Mucha suerte bebé" y "Sofía, te echo de menos, nos vemos cuando salgas cariño". 

Así, o parece que Sofía se ha olvidado de que tiene novio, o según comentan algunos telespectadores, la pareja se quiere marcar un Omar-Lucía. De momento tendremos que esperar para ver cómo se va desarrollando la historia, y si finalmente surge algo entre Suso y Sofía, muy a pesar de Maite, que no para de sobar a su supuesto hijo.