Suso parece que tiene el ego subido al haber sido salvado por sus compañeros. El concursante incluso dijo al super que habían hecho mal, ya que esto le ha venido muy bien para tener ganas renovadas de ir a por el triunfo.

El pensamiento de Suso que duda cabe que es algo lícito pero sería bastante más inteligente sino lo hubiera dicho y se lo callara para él mismo. A todo esto que podríamos denominar una pequeña metedura de pata al lío de faldas que tiene con Sofía y Raquel.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Esta especie de triángulo amoroso que hay en la casa puede proporcionarle más disgustos a largo plazo que beneficios.

El verdadero deseo de Suso es Raquel, el ya ha dicho a algún miembro de la casa que es la chica que más le atrae de las que están esta edición en la casa.

El problema radica en que ya ha tenido relaciones con una Sofía que en mayor o menor grado parece que querría más contacto con un Suso que intenta enfriar el deseo diciéndole que no es más que sexo.

Los días en la casa son largos y las semanas aún más, sino cae Raquel o Sofía el tema tiene visos de complicarse y no sabremos por donde puede salir. Con las actuaciones de Suso podría ser si estuviese nominado un claro candidato a salir de la casa pero parece que ahora mismo de estos 3 sigue siendo Raquel la que tendría más probabilidades de salir, aunque en el grupo de nominados parece que puede estar menos polarizada la cosa que en la anterior, donde Maite, Sofía y la misma Raquel tuvieron claro que se limitaba la guerra a dos y Maite era la favorita para salir.

Suso está teniendo un paso por la casa de lo más variado pero aún así sigue en el concurso y todo indica que continuará varias semanas más.

Vídeos destacados del día

El concurso parece que ha pasado a una fase algo más tranquila después del inicio fulgurante que tuvo con la presencia de Maite que no dejó títere con cabeza. La convivencia al menos se hace más llevadera para unos concursantes que quizás hayan pasado unas primeras semanas más tormentosas de lo habitual gracias a la madre de Sofía que resultó dar mucho juego en la casa.