Parece ser que la mujer del torero Jesulín de Ubrique, no le gusta para nada de la relación que está teniendo María José Campanario con un ex compañero de odontología llamado Francisco Teixeira Barbosa, que ésta conoció en Oporto, Portugal. Amén, que le ha dejado en claro a Jesulín que desea comenzar a ejercer su profesión.

Jesulín de Ubrique se muestra como una persona celosa y machista. Por un lado, pareciera que su mujer se debe quedar en casa cuidando de sus hijos, y no es su deseo de eso que la mujer trabaje fuera de la casa, como se acostumbraba en el tiempo de antes. Ni hablar de un amigo varón. No es justo el actuar de Jesulín, pero, ¿será verdad todo lo que se está diciendo?

¿O es que María José Campanario, lo presenta ante todos como ex compañero de estudio, cuando en realidad podría ser un más que un amigo? Recordemos que en un reportaje telefónico que se le hizo a la tía de la Campanario, dejaba en claro que comer siempre las mismas lentejas, no era agradable.

¿Habrá querido dar a entender que María José, ya no tenía ese matrimonio ideal, que ella pretendía seguir mostrando a los demás?

Es de pensar que después de tanto que vivió el matrimonio, ante las infidelidades de él, a esto se le sumó las diferencias que había con que si trataba o no bien a su hija Andrea por parte de la Campanario y el que no veía Jesulín a su hija Andrea cuando Belén Esteban despotricaba televisivamente, amén de que casi pisa la cárcel por hacer pasar por discapacitada a su madre mediante otra persona que tomó su lugar, pero que se salvó de milagro por no tener antecedentes penales tanto su madre como ella. Por todo lo expuesto, sería casi normal que el matrimonio se viniera abajo.

Entonces, ¿en qué situación queda el matrimonio compuesto por el ex de Belén Esteban, Jesulín y su aún esposa María José? ¿Están separados? ¿Se divorciarían a futuro? ¿Ella quiere iniciar una nueva relación y dejar a Jesulín de Ubrique? ¿Y los hijos con quién quedarían? Pues no todo está dicho, las especulaciones abundan.