Gran Hermano 16”, la edición de los secretos y en lo que nada es lo que parece ha echado a andar y, aunque guardar un secreto no es mentir, la Gala inaugural del programa nos dejó una serie de incongruencias que demuestran que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Para empezar, las discrepancias entre lo que se contó en los videos de presentación y en directo dejó a entrever claramente muchos de los secretos ocultos.

Por ejemplo, Marina, la madre del bebe de Gran Hermano decía en el vídeo que nació a primeros de año, mientras que tras ser preguntada en la gala aseguró que tenía un mes.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Como se hace casi impensable que por un reality una madre deje al niño solo la mayor parte del tiempo y por las duras críticas que podría recibir el programa, lo del bebe en Gran Hermano se nos antoja una mentira más que probable.

Hablando de mentiras, la mentira más fugaz del programa fue la de hacernos creer que el chino Han no hablaba ni una palabra de español y es que en una de las meteduras de pata más garrafales de la Televisión, la traductora china de Han le desvelaba a todos los concursantes que Han, “el chino granadino”, hablaba nuestro idioma con una fluidez envidiable.

Sin embargo, hable o no hable español, la andadura de este chino, una mezcla entre Kim Jong-un y Ángel Garó, se presume larga en Gran Hermano, ya que muchos seguidores del programa ya lo ven como ganador de esta edición. Aunque queda mucho para que esto ocurra, lo cierto es que el chino Han da el perfil de concursante de realities y podría dar mucho juego en esta edición.

En cuanto a los otros secretos del programa, los más abundantes son los de familia.

Vídeos destacados del día

Maite, la madre pamplonica, que tuvo que abandonar la maternidad de Sofía, su verdadera hija, para adoptar temporalmente a Suso, y visto lo visto no nos extrañaría que Enrique, el medico del programa de 30 años, pudiera ser el hijo que Maite tuvo a los 16 años, que por la verdadera edad de esta, hasta coincide.

Vamos un batiburrillo de secretos y mentiras que, al parecer, menos Aritz, el vasco del sombrero, todos tienen. Sin embargo, y aunque la identidad del concursante invisible, Muti, parecía otro secreto, al final del programa Twitter no tardó en ponerle cara. Y a todo esto, la presentadora, Mercedes Milá, que en un momento del programa parecía que se había perdido y es que hasta le extraño que se definiera a Han como “el chino gay” cuando unos minutos antes el mismo había declarado que le gustaban los machos hispánicos.

Pues nada veamos cómo evoluciona el concurso y a ver lo que tardan en que la cordialidad reinante se convierta en un odio acérrimo y a ver lo que duran los secretos, aunque a esta marcha parece que durarán poco.