Cebaron con mucho aspaviento pero de una forma un tanto infantil, un Sálvame Deluxe (18,2%) que aunque subió dos puntos respecto al viernes 19 de Septiembre, en que fue humillado por el brillante comienzo del programa de Antena 3 Tu cara me suena, volvió ayer a ser derrotado con un 21,7% de share, por un magnífico programa que entretiene y divierte sin necesidad de hacer casquería.

De nada sirvió que entrevistasen a Mercedes Barrachina, la madre la supuesta hija de Álvaro Muñoz Escassi, que no sabemos que espera para realizar unas pruebas de paternidad. Estaría bueno que después de la que ha liado la modelo no fuera su hija, aunque la madre jura y perjura estar segura de que es hija de Álvaro.

Si en Telecinco pensaban que poniendo en primer lugar la tediosa entrevista iban a lograr más tarde subir puntos con el póligrafo de Diego Matamoros, supuestamente escandaloso, donde el hijo iba a poner frente a las cuerdas a su padre Kiko Matamoros, fallaron estrepitosamente.

¿Y qué pasó con la supuesta entrevista a una Ylenia cabreada con Tu cara me suena por nada más y nada menos que atreverse a imitarla, a ella, la excelsa Barbie choni que hace como que canta? Pues pasó que nuevamente la moza se columpió cebando su ‘entrevista’ en las Redes Sociales con este tuit que su representante le hizo retirar rápidamente: ‘Que utilicen mi nombre para subir audiencia y luego ridiculizar... patético. Ya sabéis, ni verlo. Os daré una sorpresita mejor’. La ‘sorpresita’ fue tan light que a estas horas ni siquiera le dan cancha en la web de Telecinco.

Vídeos destacados del día

Silvia Abril estuvo genial en su imitación de la rubia que no canta y su fugaz éxito ‘Pégate’. Su imitación superó con mucho al original, con sus movimientos provocativos y el numerito que le hizo a un alucinado Ángel Llácer tras la actuación. El jurado lógicamente le tiró todo tipo de indirectas y una baja puntuación aclarándole que todo iba dirigido a Ylenia Barbie choni a lo que la actriz bromeo con un: 'Yo he hecho un single y me he retirado'.

Nueva derrota para un Sálvame Deluxe alejado totalmente de sus inicios que ya no engancha a la audiencia y con un presentador J.J. Vázquez en horas bajas, que a pesar de sus esfuerzos no logra conectar con el que antes era su público. ¿Veremos un cambio de día para intentar remontar? Si es así, solamente lograrán mandar el mensaje de que tienen entre manos un formato caduco y cutre incapaz de enfrentarse a la competencia.