Sálvame sigue con su ‘Operación limpieza’ no sabemos si de cara a una futura renovación de su plantilla de colaboradores o simplemente como castigo a quién se plantea abandonar el programa. Hace unos días le tocó el turno a Terelu Campos que pasó una semana horribilis, casualmente al poco tiempo de que se rumorease que está o estaba intentando conseguir volver a ser presentadora lejos de Telecinco. Ahora los rumores apuntan a que si participase como concursante en ‘GH VIP’ no tendría por qué dejar la cadena y el tan ansiado puesto de trabajo llegaría.

Más tarde le tocó el turno a Lydia Lozano, que podría también estarse planteando emigrar a otros lares, cansada ya de tanto vapuleo por parte de los ‘Kikos’ y de que se la ningunee una tarde si y otra también, sobre todo cuando la presentadora es Paz Padilla, que parece no tenerle especial cariño a la periodista.

Nadie que no tuviese algún tipo de problema familiar o económico importante aguantaría lo que esta mujer soporta cada tarde. Sálvame se ha convertido en la dictadura del miedo: ‘o conmigo o contra mí y atente a las consecuencias’.

Kiko Matamoros anunció en Agosto que sus días en Sálvame estaban contados y a la pregunta de si estaba pensando en tirar la toalla respondió: ‘No en tirar la toalla, pero sí que he pensado mil veces en dejar el programa para mi estabilidad personal, para mi tranquilidad’. Corrió el rumor de que en realidad el problema es que estaba enojado por la reiterada negativa de sus jefes en darle la conducción de un programa deportivo que es al parecer su sueño máximo. De ahí su malestar y su órdago.

Si dura fue la intervención de Diego Matamoros en el Polígrafo Deluxe, en la que desmontó completamente la estrategia de su padre que siempre echa balones fuera en cuanto a su relación real de pareja y el alejamiento para con sus hijos, con tal sinceridad que incluso logró que Matamoros padre abandonase el plató unos minutos, lo que se vivió ayer en Sálvame fue uno de los capítulos más escandalosos que se han podido presenciar en un programa televisivo de ‘entretenimiento’.

Vídeos destacados del día

Carlota corredera que esta semana sustituye Paz Padilla como presentadora, realizó una larga entrevista a un Kiko Matamoros muy retórico, muy estudiado en sus palabras y muy poco convincente. Incluso Toño Sanchís, su representante y el de Diego, entró en plató para echarle una mano.

La llamada de su hija corroborando que Matamoros la echó de casa al no dejarse coaccionar para llamar defendiendo a Makoke, fue definitiva. Todo se desmontó como un castillo de naipes y pudimos ver a un hombre con apariencia de boxeador sonado sin poder articular palabra. Carlota Corredera no sabía por dónde tirar así que optó por enviarlo a reposar para no seguir alargando el penoso espectáculo.

Si fuese cierto lo de su órdago directo a Telecinco, no hay duda que lo ha perdido. ¿Qué pasara ahora? ¿Seguirá sin defender a sus hijos? ¿Se romperá su relación con Makoke? Es probable que dado que ‘Sálvame Deluxe’ no logra superar a ‘Tu cara me suena’ lo de ayer no sea más que el preludio y el cebo de más casquería para el programa del próximo viernes.