Robert Pattinson interpretó a Edward Cullen en la archiconocida saga "Crepúsculo", la cual dio el pistoletazo de salida a una avalancha de adaptaciones cinematográficas de novelas dirigidas al público adolescente (Los juegos del hambre, Divergente, El corredor del laberinto, etc.). Pese a que no fue su primera aparición en la gran pantalla (Harry Potter y el Cáliz de Fuego) ni la última (Agua para elefantes, Maps to the Stars), la saga Crepúsculo, sin duda, ha sido la que le ha aportado fama mundial.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Según explica el actor, esta fama no es de su agrado hasta el punto que durante los primeros años de la saga, la fama le sobrepasó ámpliamente. 

En una reciente entrevista, Robert Pattinson ha contado detalles de lo mal que lo pasó con el acoso de los fans y los medios. "Tenía  a gente sentada en la puerta de mi casa todo el día.

Aquello me volvía loco. Estuve sin ir al supermercado durante seis años. Creo que la foto más embarazosa que puedes encontrar de ti mismo es aquella en a que estás en una librería y todo el mundo puede ver el libro que te estás llevando. Ahora puedo ir a la tienda y hablar con el tendero sobre sus hijos, o a donde va a ir de vacaciones sin estar pensando: ¿Va a contar lo que estoy diciéndole?"

Robert Pattinson explica, también, que Kristen Stewart tampoco asimiló la fama con normalidad. Recodamos que Stewart fue la pareja sentimental de Pattinson tanto en la vida real (2009-2013) como en la ficción, así como la co-protagonista de la saga, Bella Swan, una chica humana que se enamora del vampiro Edward Cullen contra la opinión de algunos otros vampiros, iniciando una odisea para poder vivir su amor.

Vídeos destacados del día

Actualmente, Robert no mantiene la relación con Stewart ya que en estos momentos, y desde setiembre del 2014, sale con Tahliah Debrett Barnett, cuyo nombre artístico es FKA Twigs y se dedica a la música. 

Además, Robert Pattinson también ha confesado que desde sus inicios en Crepúsculo, mantiene una mala imagen de sí mismo, cosa que confirma habitualmente buscando su nombre en Google para "reforzar su opinión negativa sobre sí mismo".