Es otro desafío. Como si después de más de 40 años de carrera todavía necesitaran demostrar algo. No les importa. Lo asumen, creen en lo que hacen y toman nuevos retos.

Queen, acompañados de Adam Lambert, se presentaron en el Estadio GEBA de la Ciudad de Buenos Aires. Ante un estadio con casi todas las localidades vendidas. En esta oportunidad, la mítica banda inglesa se presentará en una nueva gira por Sudamérica, llamada “Don´t Stop them now”. Donde ya visitó Brasil, lo hará en Chile y en Argentina aparte de Buenos Aires, también actuará por primera vez en Córdoba.

Adam Lambert, quien está como vocalista liderando Queen desde 2012, aseguró que “no hay competencia posible con Freddie. El era increíble. Él era un cantante inigualable y un gran compositor. Jamás se me hubiese ocurrido imitarlo”.

El cantante, quien estaba bajo la lupa de muchos fans, dejó atónita a a la audiencia. Demostró una exhibición de carisma, versatilidad vocal, teatralidad y un gran dominio del escenario.

El Set incluyó infaltables clásicos como “Another One bites the Dust”, “I Want to Break Free”, “Radio Ga Ga”, “Fat Bottomed Girls”, “One Vision”, “Tie Your Mother Down” entre otras. Como también temas muy preciados para los fanáticos no tan conocidos como “In The Lap of the Gods”, “Seven Seas of Rhye”.

Adam Lambert vestido con estilo “glam de los 70”, se abanicó durante el tema ”Killer Queen” y a su conclusión, escupió Champagne sobre la encantada audiencia. 

Un momento muy emotivo del show, fue cuando Brian May canto junto a la audiencia “Love of My Life” y sorprendió con “Las Palabras de Amor”, del Álbum “Hot Space”, que como él mismo reconoció: “fue hecho aquí”.

Vídeos destacados del día

Roger Taylor, por su parte interpretó excelentemente “A Kind of Magic”. También se dio el gusto de ”batirse a duelo” con su hijo Rufus batería de por medio, e hizo un hizo un dueto en “Under Pressure” junto a Lambert.

Dos puntos máximos de un show impecable, fueron “Somebody to Love” y “Who Wants To Live For Ever”, donde Adam Lambert utiliza al máximo su destreza vocal e histrionismo.

La parte final, tuvo a “Bohemian Rhapsody” en un “dúo” de Lambert con Freddie Mercury, quien en varios segmentos del tema se lo podía ver en la pantalla interpretando la canción.

Y justamente en ese tema, teatralmente hablando, daría la impresión como que Mercury, le diera su “bendición” a sus compañeros para seguir haciendo Música con el grupo.

“We Will Rock You” y “We Are The Champions” cierran un show poderoso, emotivo y altamente recomendable, que tiene como próxima parada el Orfeo Superdomo de Córdoba, el domingo 27 de septiembre.