A puertas del rodaje, de la nueva temporada. de la serie "Gomorra", se está dando el problema planteado por varios Alcaldes italianos, que se niegan a estas grabaciones en sus respectivas ciudades.

"Gomorra", al parecer, es una serie que el público espera, pero para los políticos vecinos, representa un verdadero quebradero de cabeza, pues no están conformes, con que la imagen que llegue, de algunas de sus bellas ciudades, se pueda relacionar por esta serie, con crímenes y mafia a nivel mundial.

Esta serie, basada en la novela de Roberto Saviano, periodista de Nápoles, consiguió un gran éxito en su estreno, alcanzando el millón de seguidores a traves de la pequeña pantalla y siendo una de las más populares .

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Rodada básicamente en las calles de La Scampia -- barrio napolitano--, ha tenido que delimitar sus zonas de rodaje. Es un lugar de una fama poco aconsejable y se ha intentado, esconder ciertos bloques de pisos, que son conocidos mundialmente.

Entre los alcaldes que dicen un NO rotundo a los rodajes en sus ciudades, están los ediles de Giugliano, Acerra y Afragola, ciudades que están a las afueras de Nápoles y donde ya se ha afirmado la prohibición de rodar.

En concreto, el alcalde de Giugliano, ha ido más lejos, amenazando con poner una denuncia contra la productora, si por un casual llegan a incluir alguna imagen de las escenas rodadas en la temporada anterior. La primera de la serie.

Todos los que se han unido a esta negación de utilizar sus ciudades para desarrollar la historia de "Gomorra", coinciden, en lo ofensivo que llega a resultar este tipo de programas, donde la imagen que se da, es de descuido por parte de su  Estado y que no se hace nada, para combatir el crimen organizado y las mafias.

Ante todo esto, el autor de la novela en la que la serie está basada, Roberto Saviano, muestra su repulsa, considerando estos actos como un grave acoso y de intentar coaccionar la libertad de expresión.

Vídeos destacados del día

No debemos olvidar, que nada menos que 2.000 jóvenes de Nápoles, se hallan distribuidos en 34 grupos diferenciados de una clara tendencia mafiosa, donde lo normal de sus días a días, es el negocio de la droga y la extorsión...