Steisy no acaba de decidirse y no parece que vaya a hacerlo por ninguno de sus pretendientes. La vemos constantemente besándose con unos y otros, saltándose las normas en cualquier estación del año y protagonizando más tuits y más comentarios que nadie. ¿Está buscando que le echen del trono para evitar decir que se va sola? Eso es lo que parece y casi siempre cuando el río suena….

Hace unos días la granadina protagonizó una vez más un escándalo en el programa, contando una rocambolesca historia de su adolescencia con huída de casa y relación con maltrato incluido que aseguró todavía le causa pesadillas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Vimos a una Steisy bañada en lágrimas afirmando: ‘Nunca he creído en el amor’ Lo que dejó perplejos a sus seguidores. Chica, pues ya nos dirás que haces en un programa en el que se supone que vas a encontrar precisamente 'eso' y del que has sido primero pretendienta sin éxito y luego tronista diva, manipuladora y déspota.

Si, vamos a ser claros de una vez por todas.

Durante los nueve largos meses que ha durado su trono, ha ido de diva y ha manejado a sus pretendientes de forma despótica y manipuladora sin que ninguno acabase de conquistar su corazón. Naturalmente, si no cree en el amor es lo lógico. Cierto es que la mayoría solo van buscando bolos, fama y a poder ser un trono para ellos solitos, pero hay por lo menos uno que no parece que aguante lo que aguanta más que porque realmente ella le gusta y mucho.

Hablo de Christián Blanch, que ahora mismo y después del espectáculo con morreo incluido de su tronista con Alejandro en el último programa, no sé que hace que no se va. Lo de esta chica, que tiene el corazón como una casa de huéspedes, empieza a ser cansino. No hay duda de que Telecinco en general y MYHYV en particular están en horas bajas, con guiones que no enganchan, formulas caducas y por lo visto muchas ganas de que los seguidores se reboten.

Vídeos destacados del día

Pues o le dan puerta a esta señorita o lo van a conseguir.

Ya no gustan ni sus mohines a cámara, ni sus contoneos sensuales, ni ese eterno deshojar la margarita. No hay más que ir a las redes sociales para constatarlo. Los seguidores están hasta el colodrillo de su trono, igual que lo están de la encerrona del programa a Manu con Ruth, una tronista que tampoco va camino de enganchar a la audiencia, sobre todo si sigue mirando al novio de Susana con ojos golosos. Señores y señoras guionistas de Mujeres y Hombres y Viceversa, pónganse las pilas y den gracias a que en esa franja horaria prácticamente no tienen competencia, pero no abusen o tendrán entre manos otro programa fallido.