Parece ser que el programa de Telecinco, "Mujeres y Hombres y Viceversa", va pescando protagonistas por todos los rincones de España, ya sea en el ámbito social como en la política, pues en este caso será la nieta de Pere Palau, ex presidente del Consell Insular d'Eivissa i al Parlament de les Illes Balears, Andrea Palau, quien participe potencialmente en el programa como candidata. 

Julen tendrá otra pretendienta más a la que prestar atención, Andrea parece ser que va a por todas con su incorporación al popular programa pues ya desde el principio llamó la atención del tronista.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La concursante habló sobre sí misma en el programa, contó que trabaja en un hotel familiar, y que pretende estudiar la carrera de Educación Infantil (lo sé, ¿una carrera estos personajes?).

Sea como fuere, Andrea Palau llamó la atención de Julen, pero no solo de él, sino también de su madre, la cual dijo que "le había gustado, y que es una joven con muchas aptitudes". Ya tuvieron la primera cita Julen y Andrea, y la verdad es que la joven se mostró muy, pero que muy, segura de sí misma, sabiendo los pasos que tenía que dar. Esto es según la información de Telecinco.es, donde se dice que Andrea tenia "las ideas bastante claras".

La guerra que se puede desatar entre Anais, Paola y Andrea puede ser épica (ya me entendéis), y claro está, a la joven ibicenca no le asustan para nada sus contrincantes en la lucha por llevarse a Julen con ellas. Eso si, Andrea ya consiguió poner nerviosos a Julen en la cita, pues desde el primer momento ella captó su atención y logró que al tronista le temblaran las piernas de los nervios.

Vídeos destacados del día

Parece ser que a la nieta de Pere Palau no le da miedo el competir y el arriesgarse por lo que quiere, y en este caso eso que quiere tiene nombre; Julen, y la verdad es que no parece que sea una pelea fácil. Luchará contra viento y marea para poder llevárselo a Ibiza

Que los ibicencos se sientan "orgullosos", hay tenéis a una representante a la altura (risas), anda que su abuelo no tiene que estar más contento con ella.