La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha decidido imponer una multa de 66221 euros al grupo Atresmedia, al parecer emitió más mensajes publicitarios de los permitidos en su canal Antena 3.

Concretamente han superado los tiempos regulados en la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA). El tiempo límite de emisión de publicidad, que solo engloba a mensajes publicitarios y de televenta (los emplazamientos y patrocinios se excluyen), es de 12 minutos por hora natural.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

 Por otro lado, el conjunto de telepromociones no puede extenderse a más de 36 minutos al día, ni a tres minutos por hora. Las infracciones que son de carácter leve se remontan a noviembre y diciembre del pasado año 2014.

Atresmedia tiene la posibilidad de interponer un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional. Cuenta con un plazo de dos meses.

Mediaset tampoco se libra

La CNMC también ha llamado la atención al grupo Mediaset y ha emprendido un expediente por un presunto incumplimiento de la calificación por edades, por el que ya tuvieron un aviso en diciembre de 2014. Se les advirtió de que debían efectuar una correcta adecuación de los contenidos por horarios en su programa Sálvame diario. La franja horaria de protección reforzada tiene una duración de tres horas, de 17:00 a 20:00. 

Anteriormente, el programa Sálvame no era recomendado para menores de siete años. Tras el requerimiento, Mediaset optó por dividir el programa en dos partes: Sálvame limón hasta las 17:00 horas y Sálvame naranja de 17:00 hasta la hora de finalización, calificando la primera parte como “no recomendada para menores de doce años” y la segunda como “no recomendada para menores de siete años”.

Vídeos destacados del día

A pesar de los cambios efectuados en el programa, la CNMC ha demostrado que Telecinco pudo vulnerar de alguna forma la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) difundiendo en Sálvame naranja en una de sus emisiones, exactamente en la del día nueve de junio de 2015, imágenes y contenidos no adecuados a la calificación dada como no recomendada para menores de siete años.

Al contrario que en el caso de Atresmedia, esta infracción podría llegar a ser considerada como grave y tener una sanción de entre 100001 hasta 500000 euros.