Muchos eran los rumores de que la relación de María José Campanario y Jesulín de Ubrique podría estar atravesando sus horas más bajas. Tras graduarse en Odontología en el vecino país de Portugal, la Campanario había pasado sus vacaciones de verano con sus padres en Castellón alejada de su marido y sus hijos.

Sálvame repasaba ayer todos estos aspectos e informaba que María José, después de haberse graduado en Oporto, sin la presencia de su marido, no había vuelto directamente a España a reencontrarse con su familia, por el contrario, habría disfrutado de unos días en Portugal acompañada por una serie de amigos y amigas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Según información del mismo programa María José Campanario fue fotografiada durante estos días con un compañero, aunque las fotos no dejaban intuir ningún tipo de relación. Tras la vuelta a España, la Campanario habría mantenido una fuerte discusión con Jesulín que le hizo tomar la decisión de pasar alejada las vacaciones de verano de su familia más directa.

Aunque en el entorno de la Campanario se evitaba hablar de ruptura en la pareja, los acontecimientos de ayer han desatado una serie de especulaciones que apuntan a que la pareja podría estar pasando por problemas sentimentales. Aprovechando la emisión de Sálvame Deluxe, Kiko Hernández informaba que “María José Campanario había sido hospitalizada tras una discusión con Jesulín de Ubrique”.

La información hablaba de un ataque de ansiedad seguido de pérdida de conciencia. Según Kiko Hernández, la Campanario habría perdido el conocimiento y se habría golpeado en la cabeza contra la bañera. Este golpe aconsejo su ingreso en el hospital donde se le diagnosticó traumatismo craneoencefálico.

Según fuentes hospitalarias María José no corre ningún tipo de peligro y hoy varios medios digitales, como Bekia y la Revista Semana se hacen eco de la noticia.

Vídeos destacados del día

Según afirman estas informaciones la discusión entre María José Campanario y su marido podrían haber sido motivada por una información que Kiko Hernández soltó en Sálvame en las que aseguraba que “María José Campanario había mandado fotos subiditas de tono a una hombre que no era su marido”.