Pase lo que pase el jueves Maite será uno de los personajes míticos de esta edición de Gran Hermano. Uno de esos personajes que descubren los casting entre miles de personas que se presentan a un programa como este. Si esto es una bendición para un programa como Gran Hermano que tiene un filón a la hora de tener audiencia, no lo es tanto para el propio protagonista, que ve como su fuerte personalidad puede acabar con su concurso en la casa.

Maite parece haber entrado en la casa a "tumba abierta", dispuesta a ser ella misma para bien y para mal, su hija parece tener asumido esto y en una de las conversaciones con el "super" hablaba de ello, expresando que si salía su madre no tendría problemas en continuar en la casa y que incluso lo vería positivo para conocer e integrarse más con sus compañeros.

En este tema lo cierto es que no le falta razón a Sofía y ser hija de Maite no es la situación más sencilla en un programa de convivencia como hemos podido ver en estas primeras semanas de programa. El próximo jueves tendremos a las 2 junto a Raquel luchando por quedarse en Gran Hermano. Una de ellas será expulsada.

En la jornada de ayer los concursantes y la audiencia pudo conocer como estaban las encuestas, la sorpresa fue que había dos concursantes con un alto porcentaje y la restante a una distancia enorme. Los nombres no se sabían claro está pero quien más quien menos pudo deducir quienes podían ser.

Maite y Raquel son las que tienen todas las papeletas, la primera vivió el resultado de la encuesta con infinita alegría, pudiendo vislumbrar que fuera de la casa el rechazo hacia ella no era tan grande y que ahora tiene contrincante.

Vídeos destacados del día

Raquel fue la que lo ha vivido con más preocupación, sabedora de que puede tener bastantes papeletas para ser la única concursante capaz de salir de la casa antes que la navarra.

Sofía vivió esto con aparente tranquilidad, sabedora que su historia de amor/desamor con Suso puede haberle librado de una lucha en la que se ha metido su madre por su carácter complicado y una Raquel que no ha terminado de convencer ni a sus compañeros ni parece que a la audiencia. El jueves veremos si al final Maite se libra de una expulsión que parecía anunciada.