Maite como se preveía fue uno de los concursantes nominados el pasado jueves. La navarra pudo oír los aplausos del público cuando apareció su nombre como nominada de una manera clara y meridiana. Como es normal, se ha dado cuenta de la poca popularidad que despierta en la audiencia.

La madre de Sofía ha reaccionado tras pensar detenidamente en las razones por las que podría ser nominada. Para ella la audiencia está equivocada, esgrimiendo que es una trabajadora que curra como la que más y está siendo ella misma sin tener comportamientos falsos.

Su respuesta a la nominación y a los pitos del público no solo se ha limitado a esto, sino que en los días siguientes apareció en un segundo plano  ya que su hija Sofía y Suso fueron los que centraron el interés por sus dimes y diretes.

A pesar de esta voluntaria o no retirada de la primera línea en la práctica no lo fue tanto. Una madre es una madre aunque sea tan "peculiar" como Maite y ha salido ha defender a su hija, aunque con una muy dudosa efectividad, ya que parecía a veces ser más una molestia para su hija que un apoyo. 

Los días pasan y cada vez queda menos para que escuchemos quien es la primera persona que saldrá de la casa de Gran Hermano en esta edición. Todo apunta a que la salida de Maite será un hecho, su espontaneidad y ser la persona que más polémicas ha protagonizado pesan como una losa sobre esta conductora de autobuses que además cuenta con su hija en el concurso.

Desde ciertas corrientes se alude a que permanezca en el concurso, da juego y sin ella quizás haya menos "carnaza" pero también deberíamos recordar que otros concursantes que quizás estén pasando más desapercibidos puedan cobrar un protagonismo que hasta ahora desconocemos.

Vídeos destacados del día

Incluso algunos que si lo están teniendo como su hija Sofía pueda tener con la marcha de su madre un papel más relevante y polémico al tener que convivir sin el apoyo de una manera que parece darle más disgustos que alegrías en la casa. Sea como fuere  y salvo sorpresa Maite tiene todas las papeletas para abandonar el concurso.