Estaba previsto para Julio, pero quizás la mala audiencia de Telecinco durante los meses veraniegos, aconsejaron su estreno en Septiembre. Y llegó el día del estreno y la audiencia decidió darle una oportunidad a este nuevo programa de Telecinco, “Cámbiame Premium”. Durante sus más de tres horas de emisión, el primer episodio de este programa aglutinó a casi dos millones y medio de espectadores con un share del 19.9%.

A los mandos del programa Jorge Javier Vázquez, que ya abandonó “Sálvame” y “Sálvame Deluxe” para presentar este nuevo “Cámbiame”.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Además, el programa fue copresentado por Cristina Rodríguez, la estilista más carismática de “Cámbiame” diario y Pelayo Díaz y Natalia Ferviú, los otros dos miembros del jurado del “Cámbiame”, también tuvieron su protagonismo como estilistas de famosos.

El equipo se completa con Rocio Carrasco, Daniel Terán y Eli Martín como embajadores.

Aunque basado en “Cámbiame” diario, “Cámbiame Premium” es otra cosa. Si el primero ha triunfado en las mañanas de Telecinco por su sencillez y bajo presupuesto, la versión Premium es una mezcla entre el tradicional “Cámbiame” y programas como “Sorpresa, Sorpresa” y “Hay una cosa que te quiero decir”. No en vano, algunos twitteros ironizaban sobre el posible enfado de Isabel Gemio por haberle robado el programa.

Hay que reconocer que los cambios de imagen que Pelayo Díaz y Natalia Ferviú hicieron a Makoke y a Fortu fueron espectaculares pero como la “guasa” no puede faltar en este país hubo quien no tardó en encontrar un parecido razonable entre el nuevo Fortu y Manolo Escobar, que en su próxima actuación igual cambia su tema “Va a estallar el obús” por “Va a estallar mi carro”.

Vídeos destacados del día

Lo demás, más regalos que cambios propiamente dichos. En primer lugar y para satisfacer los deseos del exalcalde de Tolox, que tuvo que dejar el cargo para tratarse de una grave enfermedad, el programa le regaló un parque infantil a la ciudad. La verdad que en tiempo de crisis no parece una mala solución para que nuestros políticos concluyan algunas de las prometidas infraestructuras municipales.

El programa también cambió la casa de la “pobre” Amparo, una vecina de Palma de Gandía en Valencia, que por su cara de pena no sabemos si le causó más dolor que alegría ver tirar sus viejos muebles por el balcón. Y para terminar, un cambio un poco forzado con cámara oculta incluida para que un señor le pidiera la mano a su esposa después de estar casados ocho años.

En resumen, un nuevo programa que hay que seguir de cerca pues tiene el riesgo de caer en lo repetitivo. Si damos una vuelta por Twitter, donde durante toda la noche la etiqueta #Premium1 fue trending topic, podemos observar que hubo división de opiniones. Si muchos manifestaban que les estaba gustando el programa, muchos otros proponían un cambio, pero de cadena. La verdad es que los tintes lacrimógenos que pueden llegar a tener este programa son para temer futuras entregas en manos tan sensacionalistas como las de Telecinco.