El próximo número de Interviú dejará a todos con la boca abierta. Si hasta el momento podíamos disfrutar de jóvenes "viceversas" o "evas", está vez será de la tercera edad quien ocupe la portada. Hace un par de meses y justo antes de su divorcio era portada Kiko Matamoros que aunque negó en todo momento que utilizó photoshop captó la atención de los seguidores quienes se hicieron con un ejemplar.

Pero esta vez es Karmele, a lo que más de uno se pregunta ¿cuántos ejemplares piensa vender Interviú? Tanto éxito le dió Matamoros ¿cómo para arriesgarse con otra portada que pase los 60?

Ha sido Paz Padilla quien ha dado la primicia, y si esperábamos que fuera Susana, ex pretendienta de MYHYV quien ocupara esta semana la portada, ya está claro de que no será así.

Los colaboradores de "Sálvame" han propuesto varias teorías sobre este posado, aunque por el momento Karmele no ha adelantado nada, ya que hasta el lunes tendrá que mantenerse un poco de hermetismo al respecto para que la entrevista no tenga desperdicios.

Algunos afirman que por problemas económicos, ya que la colaboradora no está pasando por su mejor momento. Otros porque no tiene nada mejor qué hacer, aunque la razón más fuerte sería demostrar que aún está en su mejor momento. Paz adelantó que conoció a alguien por internet y que Karmele estaría ligando, y ¿para ello necesita una portada?

Lo cierto es que veremos una Karmele totalmente retocada por la magia del photoshop, y como se lo prometieran los profesionales de la revista con pocas arrugas y un cuerpo que podríamos definir casi perfecto.

Vídeos destacados del día

Hay que felicitar a quienes trabajan en la revista ya que la tarea que hacen es realmente excelente, y si no lo veis así sólo hay qué ver esas imágenes que dejarán encandilados a más de uno. Por el momento sabemos que la colaboradora no cobró tanto como las últimas portadas, y que no nos ha adelantado de qué hablo en la entrevista, pero está claro que se dio el gusto de su vida, y la portada ha sacado lo mejor de ella.

Aunque "Sálvame" se lo tomó más en plan broma, hay que reconocer que la revista hizo un gran trabajo.