El chico de oro está saliendo en todas las portadas. A su número uno en el ranking de Billboard hay que añadir los recientes rumores que están siendo confirmados paulatinamente por fuentes independientes.

Sabemos que la de Bieber con Selena ha sido una relación algo tortuosa en algunos momentos y buena cuenta dan de ello sus fans en las respectivas redes sociales, quienes a menudo han sido protagonistas de enfrentamientos encarnizados.

Tenemos que entender sin embargo que la presión mediática a la que se ven sometidos este tipo de artistas (Justin sobre todo) no les es muchas veces de gran ayuda, más bien al contrario.

Tener todas las miradas sobre sí no es solo la fuente de su éxito sino muchas veces un incordio para el cantante. Y en este hecho encontramos la clave del porqué Justin Bieber y Selena Gomez hayan querido mantener encuentros (cada vez más frecuentes) pero apartados del mundo del espectáculo (cosa que es muy difícil conseguir con tales niveles de popularidad)

Aunque ambos artistas no hayan anunciado que sea oficial, lo cierto es que varios medios han ido dando cuenta de varios encuentros entre Bieber y Selena quienes, al parecer habían tenido a lo largo del mes pasado y durante el verano algunas quedadas a solas, varias de ellas en hoteles.

El cantante canadiense basa su éxito no solo en su prolífica producción musical sino en que casi desde el inicio de su carrera ha tenido presencia en ‘youtube’ y también en ‘twitter’ lo cual hace que se haya convertido indiscutiblemente en el rey de la música adolescente.

La interacción directa con sus fans o ‘beliebers’ en las redes sociales, así como que nunca haya dejado de grabar videos caseros en su canal de ‘youtube’ le siguen proporcionando un carácter de cercanía con su comunidad de seguidores que es capaz de compaginar con la que sin duda es la carrera más meteórica en los últimos años en cuanto al mundo del espectáculo se refiere.

Estas circunstancias aparentemente irreconciliables hacen que en ocasiones se haya que tener una doble vida en el mundo del espectáculo en donde por un lado ciertos acontecimientos resulta beneficioso darlos a conocer (lo cual gusta mucho a sus fans, dicho sea de paso) pero otros en cambio son perjudiciales.

Piense el lector en lo agradable que le resultaría el que haya empezado a conocer a una persona que le gusta y que al poco se enterara todo el barrio.

Vídeos destacados del día

No sería muy agradable quizás… Ahora imaginemos que además de su barrio se ha enterado medio mundo.

Pues bien… ahí tienen la respuesta de porqué las cosas que realmente funcionan no tienen porqué conocerse desde el primer momento.

Sean pacientes y sobre todo, sean felices.