A falta de unas horas para que se conozca el nombre del que será el segundo expulsado de la decimosexta edición de Gran Hermano, ya podemos adelantarles por dónde van los tiros de la audiencia, una vez revisadas las principales encuestas que tanto medios oficiales como no oficiales realizan en la víspera de cada Gala.

En este sentido, y con una diferencia importante, el concursante hacia el que están yendo dirigidas la mayoría de las llamadas para sacar de la casa es Muti, al que su amistad con Suso le está saliendo tremendamente cara a tenor de lo que agregan los seguidores de Gran Hermano en las redes sociales.

Y es que después de que Carlos decidiera salvar la cabeza de Suso tras las pasadas nominaciones, el rompecorazones de la presente edición del Reality decano de la televisión, se ha hecho fuerte y ha decidido retomar el papel que dejó la primera expulsada, Maite, y ser quien con una estrategia más clara y a cara descubierta, está animando la casa y, por qué no decirlo, enfrentando a sus habitantes.

El gran apoyo que Suso está teniendo en esta estrategia que él considera la audiencia valorará ya que el resto son meros muebles durante la convivencia es, sin duda alguna, Muti, quien ha decidido unirse a este plan que por ahora parece no estar cayendo especialmente entre los seguidores del programa, quienes ven en las mentiras de Suso y en el doble juego de Muti una actitud reprobable.

Una de las acciones que menos han gustado dentro y fuera de Guadalix de la Sierra has sido el boicot deliberado que ambos han tramado en la prueba semanal, haciendo todo lo posible para que no sea superada y que surjan nuevos malos rollos de convivencia para así animar la edición. Una estrategia peligrosa.

En todas las encuestas que lidera Muti para salir, la segunda más votada estaría siendo Ivy, seguida de Raquel y, por último, Sofía, quien peligrosamente empieza a congeniar con el público convirtiéndose en una de sus favoritas junto a Aritz, quien por ahora parece congeniar más con los seguidores de GH.

Vídeos destacados del día

Aún queda mucho.