Algunos de los habitantes de la casa, cansados de soportar los malos modos y la paranoia de Maite que hace la convivencia poco menos que imposible, han decidido gastarle una broma de madrugada, aunque en realidad está claro que lo que han buscado es fastidiarla. Aritz, Suso y Amanda han ideado echarle crema de afeitar en la cara, pero ha sido el ‘invisible’ Muti el encargado de hacerlo camuflado bajo una manta.

Entre risas han corrido a su habitación.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Maite no ha tardado en despertarse y viendo que tenía crema en la cara ha saltado como un resorte ofreciéndonos el desagradable espectáculo de verla semi desnuda ya que no ha dejado pasar la ocasión de mostrarnos sus ‘atributos’.

Se ha dirigido a la habitación de los bromistas para preguntar quien había sido, aprovechando para hacer su proclama de honestidad máxima ya que según dice: ‘Yo voy siempre de cara’, lo que los espectadores ya sabemos que no es verdad en absoluto.

En ese momento ha entrado Raquel que no ha querido participar de la ‘broma’. Automáticamente la ha acusado a ella hasta que ha logrado hacerla llorar, a pesar de que todos le decían que Raquel venía de fumar y no tenía nada que ver, pero Maite es como un perro de presa, muerde y no suelta. Han tratado por activa y por pasiva explicarle que era una broma a lo que ella ha respondido: ‘La que quiera enfrentarse a mí que se enfrente, que la doy un palizón que la dejo sin pelos’. Suso ha querido mediar, pero ella no atendía a razones ante lo que consideraba una falta de respeto.

Vídeos destacados del día

Por lo visto solamente ella puede tenerlas hacia los demás.

Ha vuelto a su habitación donde la esperaba Marta claramente posicionada a su lado, deseándoles al resto lindezas del tipo: ‘Ojala se mueran’ ‘¿Qué quieren hostias?’ ‘¿Quieren que le de de hostias a alguna, o qué? Igual le reviento la cara a la que ha sido’. Envuelta esta vez en una sábana cual odalisca despechada ha vuelto otra vez a encararse con sus compañeros, insistiendo en que había sido Raquel. De nada ha valido que incluso Aritz le haya asegurado que no era así. En la puerta de la habitación se ha cruzado con Muti que ha dado la callada por respuesta y se ha dirigido al confesionario. Sus compañeros ha vuelto a disculparse y Marta casi le ha asegurado que gracias a la broma no saldrá expulsada el jueves. ¿Es Marta la nueva estratega?

La broma ha sido de dudoso gusto y no se debería de haber producido, pero esta mujer de comportamientos vergonzosos y lenguaje barriobajero-agresivo está al límite. Si alguien la agrede o es ella la que lo hace ya habrá tiempo de expulsiones y si no, pues pelillos a la mar. Todavía recuerdo cuando al pobre ‘yoyas’ lo expulsaron con nocturnidad y alevosía por mucho, muchísimo menos. Ahora en GH 16 hay que dar espectáculo a costa de lo que sea y vemos que a los directores del invento no les tiembla la mano cuando propician que la cuerda se tense. A ver si hay suerte y llegamos a mayores. Pero supongo que de eso se trata ¿No?