El último gran estreno del género de terror psicológico ha sido el de La Visita, una cinta dirigida por el responsable de El Sexto Sentido y El Bosque que no es otro que M. Night Shyamalan. Sin embargo, esta película plantea un conflicto ya en su categorización, es decir, según Filmaffinity, pertenecería a una categoría denominada comedia de terror, en el caso de que esas dos palabras puedan ir juntas.

El argumento, después de un verano lleno de mundos postapocalípticos y enfermedades que destruyen la personalidad humana pero no sus cuerpos, nos lleva a un mundo real en el que dos niños hacen La Visita a casa de sus abuelos mientras realizan un documental para su madre, que se va de crucero con su nuevo novio.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Así, se plantea una película al estilo REC en donde constantemente vemos las imágenes captadas por las cámaras de los niños.

El tráiler, como el algodón, no engaña… ¿o sí?

El tráiler de La Visita plantea dos mundos que conviven entre sí; por una parte están la alegría de los niños y por otra la singular posesión diabólica que sufre la abuela y las extrañas reacciones del abuelo.

El problema de esta cinta reside en que el tráiler esconde la enorme cantidad de humor que esconde la película y que, en la mayoría de ocasiones, oculta y suaviza todos los extraños encuentros con la abuela.

La persona que va al Cine se encuentra con una película en la que conviven un humor muy parecido al que tiene el archiconocido Ali G y una serie de comportamientos que todos reconocemos como posesiones infernales. Seguro que, si las contamos, las ocasiones en las que los espectadores sufren un ataque de risa son mucho más numerosas que los sustos que se pueden dar.

Humor y Terror, extraña combinación

No cabe ninguna duda de que La Visita presenta un conjunto de ideas original, aunque quizá en exceso. Los amantes del terror saldrán riendo a carcajadas y los que apuesten por la comedia saltarán del asiento varias veces.

Vídeos destacados del día

A pesar de esa originalidad, no es extraño preguntarse el por qué de juntar dos géneros opuestos y crear La Visita, una película bien hecha pero que no cumple las expectativas ni de unos, ni de otros.