Existen muchas formas de eliminar un programa de la parrilla televisiva. El primero, y más radical, hacer desaparecer de golpe y plumazo un espacio televisivo de un día para otro sin dar muchas explicaciones. El segundo, acelerar el desenlace y acortar los capítulos de emisión a lo mínimo para poner punto y final a la historia en cuestión.

Pues bien, esta segunda opción, la más elegante, ha sido la que ha decidido Telecinco para echar el candado a Pasaporte para la Isla debido el bajo nivel de audiencia que está registrando este Reality de verano destinado a conseguir un pase directo para la próxima edición de Supervivientes de 2016.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Con cifras raquíticas de audiencia en comparación con todos los demás realitys de Mediaset, la cadena de Fuencarral ha decidido que la emisión de Pasaporte a la Isla no es rentable y es por eso que ya ha comenzado con la evacuación de sus concursantes al doble de velocidad.

Y es que, la doble nominación del pasado domingo que dejó como nominados a Jesús Reyes y Lorena por un lado y a Yasmina y Gaby por otro, no responde a una estrategia puntual del programa para descolocar a la audiencia y a los participantes, si no a la estrategia a seguir para desmontar lo más rápido posible la Palapa Ibérica.

A falta de un gran animador de fiesta, la casa en la que se encuentran encerrados los participantes de Pasaporte a la Isla está registrando muy poco movimiento, menos diversión y ausencia de polémica, que son los tres grandes motores de todo reality para la audiencia acompañado del que más engancha, una historia de amor.

Hasta la fecha, y después de intentarlo todo, incluyendo inclusiones de personajes conocidos de fuera como Pepi Valladares o Manu y Susana, ha sido precisamente esta pareja la que más ha conseguido acercar a la audiencia al concurso, si bien una vez fuera la estampida ha vuelto a ocurrir.

Vídeos destacados del día

Pasaporte a la Isla se revela pues como una estrategia fallida dentro del carrusel de realitys de Mediaset. Gran Hermano ya está a la vuelta de la esquina.