Tras dos meses de verano con más pena que gloria, las cadenas preparan el desembarco de nuevos "realities" para asegurarse la parrilla de audiencia en Septiembre. Uno de los más damnificados del periodo estival ha sido Telecinco. Tras el éxito de “Supervivientes” vino la debacle de “Pasaporte a la Isla”. Y es que Telecinco sólo ha podido dar la cara en la sobremesa con programas como “MYHYV” y “Cámbiame”.

Tan negro estaba el panorama que “Cámbiame Premium”, que se suponía que iba a dejar sin vacaciones a Jorge Javier Vázquez en Agosto, ha sido pospuesto para su estreno en Septiembre. Además de este programa satélite, originado por el inesperado éxito de “Cámbiame”, Telecinco sacara toda su artillería con el estreno de “Gran Hermano 16” el 10 de Septiembre y que, gracias a Dios, contará con Mercedes Milá como presentadora y no con Jordi González.

Su cadena hermana, Cuatro, ya ataca con una nueva edición de “Adán y Eva”, el Reality desnudo que triunfó en la primera temporada. El nuevo “Adán y Eva”, que ha sido trasladado de localización a parajes más exóticos de Filipinas, también comenzará en breve y mantendrá formato y presentadora.

Por su lado Antena 3 también contrataca con la cuarta edición de “Tu cara me suena” que será presentado por Manel Fuentes pero tendrá novedades en el jurado. Aunque seguirán Ángel Llácer y Carlos Latre, los jurados femeninos cambian y en esta edición serán Lolita y Shaila Dúrcal. Entre los concursantes no repite ni siquiera Santiago Segura y estos serán Ana Morgade, Silvia Abril, Ruth Lorenzo, Vicky Larraz, Falete, Edu Soto, Pablo Puyol, 'El Sevilla' y Adrián Rodríguez.

Además, Antena 3 también anda buscando concursantes para la segunda edición de “Casados a primera vista” aunque, pensándolo mejor, en lugar de concursantes el programa debería buscar un nuevo test de compatibilidad y unos nuevos psicólogos pues, visto lo visto, en la edición anterior no dieron ni una.

Vídeos destacados del día

Ya ven, todo listo para un nuevo año académico televisivo y todo preparado para que no se aburran después del verano o más bien para captar la audiencia necesaria para poder inflarnos a anuncios televisivos ¡Nunca se sabe!