Hace un par de días se daba a conocer una noticia bomba. El colaborador habitual de Sálvame Kiko Hernández interrumpía sus vacaciones para dar una información que le acababa de llegar.

Al parecer una joven le envió unos mensajes de WhastApp que demostrarían que el conocido hijo de Isabel Pantoja habría tenido relaciones en varias ocasiones con ella.

Para dar una noticia de tal magnitud, Kiko se aseguró de que estos mensajes eran efectivamente reales y que el autor de dichos mensajes era realmente Kiko Rivera.

El programa reveló ayer el contenido de las conversaciones mantenidas entre Kiko y la joven, que se llama Carmen.

En esos mensajes el famoso DJ le proponía a la joven encontrarse para pasar un buen rato juntos y suponemos algo más.

Según parece incluso Kiko le pidió a la chica, que es camarera de un local en el que ha actuado en varias ocasiones, que le enviase fotos para irse "animando" antes del encuentro.

Según Kiko Hernández, el encuentro entre ambos no fue cosa de un día, sino que en otra ocasión Kiko Rivera invitó a Carmen a pasar otro día con él.

Ya sabemos por su trayectoria amorosa que al hijo de la famosa tonadillera le gustan mucho las chicas y que tiene bastante éxito con el sexo opuesto, por lo que no nos extraña demasiado que haya surgido un nuevo escándalo.

Pero parece que tras ver las diferentes pruebas mostradas por el programa Sálvame, Irene que en principio apoyaba a su novio y padre de su futuro hijo ya no cree en su inocencia.

Vídeos destacados del día

Una vecina de la pareja ha hablado con el programa y ha contado que en los últimos días se escuchan fuertes discusiones entre ellos.

Ayer Kiko publicaba una foto en la que aparece con Irene acallando los rumores de crisis, mostrando lo mucho que se aman. Pero parece que la realidad es bien distinta en la intimidad del hogar.

Tras darse a conocer la noticia de la supuesta infidelidad Kiko llamó al programa para tratar de demostrar que todo era falso pero lejos de arreglar la situación la empeoró ya que se mostró dubitativo en sus respuestas y se negó a que el programa reprodujese los mensajes de audio que están en poder de Carmen.