Como el Trono de verano es exprés y, en principio, los tres nuevos tronistas estivales no estarán más tiempo disfrutando de sus aposentos que hasta el mes de septiembre, es importante tener claro desde el principio quién te gusta más, quien menos y qué tipo de pretendientes quiere tener cerca.

Si bien no es que por ahora esté disfrutando de un carisma que esté convenciendo al público o contagiando a la gran mayoría de seguidores de Mujeres y Hombres y Viceversa, lo cierto es que Jennifer sí parece estar enfocando el trono de la mejor manera posible, manejando los tiempos, las citas y teniendo claro desde el principio lo que anda buscando.

Tanto es así que, aunque todavía goce de un mes por delante, si tuviera que poner hoy punto y final a su experiencia como tronista de verano ya sabe con quién se iría del programa de Telecinco, y el elegido sería Hugo.

Aunque todavía se conocen poco, ya que apenas goza de un par de semanas en el tritrono de verano, lo cierto es que entre ellos se ha podido apreciar desde el principio esa química que sólo surge a veces y que suele acabar siendo el principio de algo más cuando ambas partes se confiesan.

Una etapa que aquí no hace falta revelar por la propia idiosincrasia del programa y que sólo alberga la duda de conocer si la atracción que existe entre ambos es meramente corporal o si de verdad la 'tontería' y el juego con el que se andan puede acabar desembocando realmente una relación estable.

Vídeos destacados del día

Pese a que Hugo es el gran favorito y que se irá con él mañana si el trono acaba entonces, lo cierto es que el resto de pretendientes no están de comparsa y ya se lo han hecho saber a Jennifer, prometiéndole más acción, más conversación y más risas para acabar de convencer a una tronista que, de alguna manera, se lo está poniendo fácil al resto de sus candidatos al ponerles el espejo en el que deben mirarse en una silla bien cerca.

El último día, Hugo quiso sorprender a Jenni disfrazándose de ángel. A penas se puso unas alas y realizó alguna broma sobre cómo iba y Jennifer no pudo sino reirse. Van a tener que trabajar mucho para romper ese vínculo que existe entre ambos.