Una de las preguntas que más se repite entre los seguidores del programa dedicado al amor por parte de Telecinco y que lleva liderando su franja horaria desde su inicio es cuál es el salario de los tronistas y los pretendientes en Mujeres y Hombres y Viceversa.Después de haber estado investigando un poco,  y gracias a las revelaciones de muchos de los chicos y chicas que han pasado por el reality de Mediaset, podemos avanzar cuándo se embolsan los protagonistas de este lucrativo programa de la cadena de Fuencarral.Según hemos averiguado, el salario de cada uno de los chicos y chicas que se ponen delante de la cámara va en función de los programas que graban, por lo tanto, cuanto más se alargue una grabación, o más aguante un pretendiente o un tronista, mayor será el dinero que logre acumular a lo largo de un mes.

Más trabajo, más dinero. Nada fijo.Dicho esto cabe recordar que lo normal es que a la semana la productora de este espacio realice un total de cuatro grabaciones, por lo que las ganancias de unos y otros diarias se deben multiplicar por cuatro días y posteriormente por el número de semanas que tenga el mes en cuestión para conocer así sus emolumentos mensuales.Así pues, cada tronista se lleva a su bolsillo cada día de grabación un total de 180 euros por programa mientras que los pretendientes se llevan un total de 75 euros diarios por cada grabación, lo que hace un salario medio mensual de 1.000 euros al mes para los pretendientes y de 1.800 euros al mes para cada tronista.

Lejos de quedar aquí, tanto los tronistas, que lo hacen en mayor medida, como los pretendientes más dicharacheros y que acumulan más minutos de televisión, siguen ganando dinero fuera del plató de Telecinco ya que en cada uno de sus bolos, cada integrante de MYHYV se lleva de media unos mil euros, moviéndose en función de su caché e importancia en el programa entre 500 y 3.000 euros por cada presencia en una discoteca.Como ven, parece todo un lucrativo negocio que dura mientras te encuentras en el programa.

Vídeos destacados del día

De ahí que todos traten de alargar al máximo su presencia en el mismo.