En la guerra fría protagonizada por María Patiño y Terelu Campos, la primera ha salido vencedora y al igual que el verano pasado ha sido la escogida por Telecinco para presentar los viernes por la noche Sálvame Deluxe, aunque este año el premio y la responsabilidad son dobles ya que el programa se emite también los sábados a la misma hora.

La Revista Lecturas le hace a María una entrevista con fotos en poses sugerentes y sonriendo sin abrir la boca, que por lo visto entre los arreglillos que confiesa haberse hecho a sus 44 años, están también lo que suponemos unas carillas dentales que no acaban de favorecerla debido a su tamaño algo excesivo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Aparte de esa pequeña contingencia, María luce bronceado, melena y delgadez subida a unos tacones de vértigo como acostumbra, algo exagerados también para su estatura.

Durante toda la entrevista la presentadora hace gala de una ‘humildad’ que parece un poco forzada.

Desde luego no sería elegante que dijese a voz en grito ‘Presento el Deluxe porque yo lo valgo’ pero de eso a afirmar que: ‘Para ser una presentadora consagrada mínimo hay que tener en la mochila muchos años, muchos programas y mucha experiencia detrás’ añadiendo: ‘Lo vivo todo con mucha normalidad’ y ‘Me he sentido arropada me ha tocado la parte buena de la Televisión, no la de la competitividad y la presión’ hay un abismo. Mientes María y lo sabes. ¿Por qué si no te habrías molestado en prepararte a fondo con una coach para ‘Limar y mejorar cosas’? Lo que indudablemente le ha venido bien ya que la vemos menos histriónica que de costumbre.

Y llega el momento de empezar a echar balones fuera cuando le preguntan por la ‘alta tensión’ entre Terelu y ella, lo que asegura es un tema que ya se le escapa, que no tienen ningún problema y que incluso han bailado en la despedida de soltera de Lydia Lozano, como si eso fuese un síntoma de buen rollo total.

Vídeos destacados del día

No son íntimas, pero entre ellas, según María, no ha habido ni una mala cara ni una mala contestación y si bien es verdad que Terelu no ve el programa porque le hace daño, ella piensa que: ‘El mal rollo de Terelu creo que no es personal conmigo’. Esta misma semana J.J. Vázquez ha concedido otra entrevista en la que preguntado por el ‘caso’ Terelu, viene a decir que de colaboradora ya está bien y que volverá a ser presentadora cuando le toque, si le toca.

Mucho más cómoda vemos A María Patiño hablando de su pareja, el actor venezolano Ricardo Rodríguez con quien lleva diez años de feliz convivencia, aunque de momento él sigue sin pedirle matrimonio, lo que ella espera pacientemente ya que se confiesa una mujer muy tradicional para eso.

Lo cierto es que a pesar de que los Sálvame Deluxe veraniegos están resultando más bien zafios, trufados de personajes de cuarta regional, de gritos y lloros, con unas tramas flojísimas y bastante infumables, la audiencia los sigue respaldando con un 20% de Share los viernes y un 15% los sábados.

A María a pesar de su ‘humildad’ se le nota que está encantada de haberse conocido y como ella misma dice no le molestaría que la coronasen: ‘De princesita, una coronita chica...’.