El pacto de silencio en Tele 5 alrededor de la sentencia condenatoria de Kiko Hernández por apropiación indebida, al quedarse con 14.000 euros de un cliente de su empresa inmobiliaria, que a continuación cerró, se rompió inesperadamente ayer tarde cuando al colaborador de Sálvame se le calentaron la boca y las neuronas a cuenta de unos comentarios de Chayo Mohedano en Internet.

Vamos por partes: Rosa Benito fue defenestrada hace dos meses por la dirección de Sálvame ya que no había intercedido para que su yerno, el marido de su hija Chayo, retirase las demandas que tiene interpuestas contra la cadena y algunos colaboradores, también su ex marido Amador Mohedano fue invitado a coger vacaciones forzosas en MYHYV programa donde ejercía como ‘Asesor del amor’.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Durante un tiempo ni siquiera se nombraba a Rosa, pero desde hace unas semanas su nueva vida vuelve a estar en boca de los colaboradores, que le van dando una de cal y otra de arena como acostumbran a hacer con la mayoría de personajes.

De Rosa no solamente hablan todos los días, sino que arremeten contra todo lo que hace o dice. A ella, que desde luego bien aconsejada no está, no se le ha ocurrido otra cosa que vetar a las cámaras de Sálvame en uno de los bolos que hace con su hija.

Hemos presenciado como Kiko Hernández vociferaba en contra de Rosa llamándola de todo y claro está, su hija que no tiene quien la aconseje, se lanzó a defender a su madre, lo que si bien la honra no ha servido más que para remover el avispero. En un tuit muy largo en el que denunciaba que las dos (madre e hija) habían sido echadas de Tele 5 para presionarlas a quitar demandas, continua la cantante haciendo alardes de lo bien que les va y lo felices que son sin necesitar a Sálvame para nada.

Pero luego subió este otro: X cierto, hay noticias de colaboradores q siendo verdad darían mucha audiencia, toma dedito’.

Vídeos destacados del día

Y se desató la tormenta. Kiko se dio por aludido, empezó a soltar por la boca sapos y culebras contra Chayo y en su imparable verborrea: hablo de su sentencia, aunque sin nombrarla y como no dándole importancia, gritando a cámara que no tiene miedo a que se sepa ya que está recurrida.

El Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid condenó a Kiko Hernández a 10 meses de prisión y a reintegrar los 14.000 euros al querellante. En un artículo documentado del diario El Mundo, se aclara que dicha sentencia fue en efecto recurrida en su momento y confirmada el pasado mes de Marzo por la Audiencia Provincial de Madrid, que rebajó en cuatro meses la condena de prisión que le había sido impuesta en un principio, por lo que esta quedó fijada en: seis meses de prisión y la devolución del dinero. Kiko Hernández vuelve a mentir.