Hoy día 13 de Agosto, cuando todas las pretendientas ya tenían su culo bien sentado en la silla, Julen ha pedido paso a Emma para confesar a sus pretendientas que se había saltado las normas. El tronista mas joven les explicaba que se había besado con una chica fuera y con una pretendienta.

La inigualable Paola, que dejó grandiosos momentos con Alberto Isla, y que recientemente la hemos visto "ejerciendo" de psicóloga (pésima) para Julen, estaba más que sensible y no puedo contenerse.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Es en ese momento en el que su tronista le confesaba que todo había sido una broma.

Al parecer, esto no hizo que Paola se quedara muy tranquila, pues seguía muy triste, y es que cuando se han saludado, Julen le decía en el oído que no se enfadara, lo que significaba que sí que se había besado con otra chica.

Emma quedaba estupefacta y exclamaba: ¿¡Pero te has besado con una?!

Julen contestaba firmemente que así había sido. El joven tronista se ha besado fuera con una chica, pero él quiere dejar claro que fue una tontería y relataba que tras acabar un bolo, tres chicas se le acercaran para despedirse y una de ellas aprovecho para plantarle un beso que al parecer, él no pudo evitar.

Para romper con tanto tensión, Julen bromeaba: "Para el siguiente bolo tendré que echarme ajo o algo así me aseguraré de que no pasen cosas como esta". A partir de este momento, todo ha sido un declive emocional, y es que Paola seguía triste, molesta y celosa, pues no entiende como con lo que bien que fue su cita con Julen, no la besara a ella y sí a Laura.

Julen aprovecho y explicó que si el beso con Laura sucedió fue por el simple hecho del detalle que había tenido con él al regalarle una camiseta con una frase que para el tenía un gran significado pues le recuerda cuando tuvo que dejar a su familia para ir a Sevilla.

Vídeos destacados del día

La tensión se palpaba en el plató, y tras todo esto Paola le comunicaba a su tronista que si no la veía como algo más que una amiga que prefería irse, con lo que Julen le respondió besándola allí mismo delante de todo el mundo y del resto de sus pretendientas, desatando llantos como el de Anaís.

Finalmente, tras las reacciones, Emma decidía darle un respiro al tronista pues Julen se quedaba destrozado al ver que sus pretendientas lo pasaban mal y sentenciaba: "Yo no quiero que nadie lo pase mal por mi".