Mientras Kiko Rivera se ve envuelto en un nuevo escándalo por infidelidades, la que fue su pareja y madre de su hijo, Jessica Bueno, presume de su felicidad por todas las redes sociales. La modelo parece haber encontrado la vida perfecta junto a su marido Jota Peleteiro, tanto es así que podrían estar esperando su primer hijo.

Según han publicado hoy varios medios de comunicación, entre ellos la revista ¡Que me dices!, Jessica estaría ya en su tercer mes de gestación, por lo que a mediados de febrero le daría un hermano al pequeño Francisco Rivera, dos meses después de Irene Rosales, actual pareja de Kiko Rivera dé a luz.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La noticia se ha sabido gracias a que Jessica acudió hace 10 días a un hospital de Sevilla junto a su madre y su hermano para recoger unas pruebas de su embarazo, asi lo afirma la revista "QMD".

Al contrario de su expareja, Jessica está pasando por su mejor momento, ya que recordamos que hace poco ganó la custodia de su hijo Francisco para poder llevárselo a vivir a Londres junto a su marido Jota, aunque ello conlleve tener que pagar los desplazamientos cada 15 días cuando venga a ver a su padre.

Kiko en cambio se ha visto envuelto de nuevo en otro caso de infidelidad, pero esta vez más delicado, ya que Irene Rosales, pareja de éste, está embarazada de cinco meses. La polémica saltó hace escasos días, cuando una camarera de un bar llamada Carmen afirmaba que había tenido varios encuentros íntimos con Kiko. El Dj no tardó en pronunciarse y asegurar que no conocía a tal chica, aunque las pruebas que ésta llevó a Sálvame Deluxe decían todo lo contrario. Mientras tanto Irene se encargaba de proclamar su amor por el hijo de la tonadillera a los cuatro vientos, algo que hacía sospechar que ésta solo buscara fama y por eso aguantaba las numerosas infidelidades de Kiko.

Vídeos destacados del día

No sabemos como se tomará Kiko la noticia del nuevo hermano de Francisquito en estos momentos, ya que ha sido una semana bastante turbia para él, solo nos queda esperar a que se vuelva a pronunciar en las redes.