Jesús Vázquez , el que es y ha sido muchas veces presentador de Telecinco y muy conocido por todos los amantes de la tele, se ha visto en vuelto en un ataque de medusa esta semana durante sus vacaciones en mar adentro. Lo que parecía un agradable paseo por el mar a bordo de su magnífico yate ha sido para el presentador un agobió debido a su picadura sufrida en la zona del brazo.

Y no es para menos, algunas medusas duelen y para bien. Tuvo que subir a bordo del yate donde fue atendido por sus amigos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Sus amigos le pusieron una bolsa grande de hielo en su brazo derecho para evitar que fuera a más. El tipo de medusa que le atacó se supone que es grande, según imágenes que mostró la revista Cuore.

Parece impensable pero Jesús siguió disfrutando de todo como si nada. Próximamente veremos a Jesús presidiendo la Voz Kids. Santi Millán presentará el programa y el jurado se cambiará por Edurne, Eva Hache y Jorge Javier Vázquez.

Estas últimas líneas se la dedicaremos a las medusas. Decir de ellas que no es según el tamaño que pican más o menos. Pero si es verdad que algunas marrones grandes no pican y se pueden coger con las manos, tal y como hacen los niños en la playa. Las medusas blancas hay algunas que no pican y otras que si pican y en cuanto a las medusas lilas pequeñas, estás que son muy comunes en todo el mediterráneo si que pican y bastante fuerte aunque sin ser mortal. Sin embargo la carabera portuguesa, es la más peligrosa del Mundo. Esta medusa si se le puede llamar medusa ya que es más bien sifonóforos, otro tipo de organismo.

Vídeos destacados del día

En estos últimos 8 años este tipo de medusas se han acercado al mediterráneo a través del estrecho de Gibraltar y gracias en parte a las corrientes de viento. Suelen estar más cómodas en aguas más frías y nadan justo en la superficie del agua, gracias a que tienen una especie de vela. Esta aparición en nuestras aguas podría afectar al turismo de forma muy elevada. Ya que estas medusas tiene pelillos que llegan a los 30 metros de longitud y también pueden ser mortales en aquellas personas más débiles, niños o mayores.