Cada día estamos más sorprendidos los españoles de cómo se ha venido manejando las personas involucradas en el Caso Malaya. Por un lado, Isabel Pantoja en su primer permiso para salir de la cárcel para visitar a su familia. Salía del brazo de un funcionario, tiraba besos y decía adiós. Luego iba de la mano de su hermano Tito Agustín hasta el coche, se la veía como si fuera a dar un concierto de lo radiante y feliz que se la veía, saludó a la prensa, tiraba besos y agradecía.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Lucia una blusa roja con pantalón blanco y sus gafas oscuras.

Pero detrás de ese primer permiso, las reclusas y personas allegadas, no dejaron de decirle a la prensa rosa, e inclusive hasta denunciar los privilegios de los que gozaba Isabel Pantoja dada por la Directora de dicha Institución Penitenciaria.

Fueron tantas las acusaciones y testigos de esos privilegios, que en esta segunda salida de Isabel Pantoja, ya no salió con una sonrisa de oreja a oreja, ni acompañada por un funcionario. Esta vez, al traspasar la puerta, su hermano Tito Agustín la esperaba del lado de afuera de la penitenciaria y un bolso en que llevaba su ropa. Tampoco salió ataviada como la primera vez, sino con un simple short de jean y una blusa clara. No sonreía, solo atinó a tirar un beso a la prensa y salir lo antes posible a su casa de Cantora.

Allí de sus dos hijos, solo Chabelita fue con el pequeño Albertito, Doña Ana, su madre y gente allegada a Isabel Pantoja la esperaban. Ese mismo día tuvo un altercado muy fuerte, tras saber lo que su hija Chabelita dijo en varios platós de televisión, lo cual le había enfadado muchísimo.

Vídeos destacados del día

Chabelita tras la discusión se marchó de Cantora junto a su hijo Albertito, ya que "su segunda madre" Dulce, no podía pisar Cantora para defender a la niña de sus ojos. Después de su cumpleaños el día 2 de agosto en la que se festejó en la más estricta intimidad, en la que no estaban ninguno de sus dos hijos ni nietos. Isabel Pantoja fue el día lunes, martes y miércoles supuestamente a hacerse unos chequeos, ya que supuestamente le había subido el azúcar y tuvo una pequeña descompensación. Lo cual supuestamente estaría haciendo tiempo para no volver y alargar sus días de no volver a la cárcel.

Mientras su expareja y Alcalde de Marbella Julián Muñoz, se le estaba otorgando el permiso del tercer grado debido a la delicada salud que padece.

Ahora bien, mucho se ha hablado de Isabel Pantoja, pero los que han pasado a segundo plano y no se le ha perseguido fue a Julián Muñoz y Maite Zaldívar, ¿por qué? Nunca se vio cuando les dieron los permisos para poder gozar unos días de libertad. Parece ser que todas las cárceles en Andalucía no son todas iguales y equitativas