Malos tiempos corren para Isabel Pantoja. Después de afrontar su encarcelamiento y el trato recibido en prisión, ahora es la salud la que le es esquiva. Estaba previsto que la artista abandonase la cárcel en la que cumple condena gracias a un permiso penitenciario concedido, pero no ha podido ser.

Acompañada de su hermano, está ingresada a causa de problemas de azúcar en el hospital Infanta Luisa de la ciudad de Sevilla, el mismo hospital donde acudió con anterioridad para realizarse unas pruebas para comprobar su estado de salud.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

La cárcel está pasando factura a la artista, tanto que incluso su salud se ha visto resentida en las últimas semanas. Hace un tiempo nos enterábamos de que la artista tuvo problemas relacionados con bajadas de azúcar y potasio y falta de apetito.

La familia se preocupó por su estado de salud, y es por ello que se ha determinado su ingreso en el centro hospitalario.

A las 11 de la mañana estaba preparado su ingreso en la institución penitenciaria de Alcalá de Guadaira, pero su abogado ha determinado que, dado lo delicado de su salud, este ingreso había de posponerse.

Voces críticas comentan que todo esto podría ser una estrategia de la tonadillera y de su abogado con el objeto de que le sea concedida a la artista el tercer grado, con el que sólo tendría que dormir en la cárcel. Sin embargo en su entorno más íntimo han desmentido esta información, señalando lo delicado del estado de salud de la artista y la difícil situación por la que está pasando.

Según informan los medios, sus propios hijos no sabían nada acerca del estado de salud de su madre, lo que ha supuesto un mazazo para una familia que atraviesa por unos años que no podrían considerarse los más brillantes, aquellos años de gloria y Música que la artista dejó atrás.

Vídeos destacados del día

Según declaraciones a medios especializados Bernardo Pantoja, el hermano de la tonadillera, declararía que toda la familia está pendiente del estado de salud de su hermana. Desde aquí lo único que podemos hacer es desear una pronta recuperación a Isabel Pantoja.