Desde hace varias semanas se venía hablando de la posible grabación de un nuevo programa al estilo de los conocidos "Jersey Shore" o el español "Gandía Shore".

La ubicación elegida por la productora era la famosa isla de Ibiza. El programa es un Reality en el que los participantes se dedican fundamentalmente a salir de marcha, convivir en una casa y dedicar un tiempo a trabajar para ganarse un poco el sustento. Con la convivencia de los concursantes siempre van surgiendo los roces y también son habituales los romances entre algunos de ellos, como en cualquier reality.

La isla parecía el entorno idóneo ya que es un sitio conocido entre muchas otras cosas por ser un destino ideal para los turistas que busquen fiesta además de playa.

En esta edición se barajó la posibilidad de que algunos concursantes fuesen ex participantes de "Gandía Shore" y de "Acapulco Shore". La versión mexicana ha tenido una gran audiencia y ya se está emitiendo la segunda temporada.

De los participantes españoles se esperaba la participación de Arantxa, Abraham y Labrador. Aunque el último todavía es tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa, ya contamos en este artículo anterior que tal vez su trono no iba a durar mucho.

La productora del programa también se interesó en tener dentro del Reality a la participante más conflictiva de "Gandía Shore", Ylenia. La joven, que concursó en el último Gran Hermano Vip, ha comenzado una carrera musical y ha tenido tanto éxito que esto impediría que pudiese entrar en el proyecto.

Pero al parecer según cuentan responsables de la productora finalmente Ibiza no será el destino del Reality por una serie de circunstancias que la misma producción no puede controlar.

Vídeos destacados del día

De todas formas se sienten positivos y aseguran tener otro destino igualmente atractivo para grabar.

Según hemos podido conocer, ha habido miles de firmas de ibicencos en contra de la producción del Reality en Ibiza. Igualmente han recibido el rechazo de instituciones públicas y de empresarios de la isla, pues consideran que el Reality daría una imagen negativa por los excesos que algunos de sus participantes han tenido en otras ediciones.