No corren buenos tiempos para Eduardo García, el archiconocido Josemi de Aquí no hay quien viva y Fran de La que se Avecina. Unido a la nueva estética que causó una gran impresión entre fans y detractores del chaval, cada día se van acumulando las nuevas noticias que dan buena cuenta del nuevo estilo de vida que parece haber adoptado.

En sus anteriores videos, con el seudónimo de Dudu parece haber empezado a hacer sus pinitos en el mundo del Trap, un subgénero del Rap al que harían famosos grupos como los PXXR GVNG, (traducido como "Poor Gang", banda de pobres en inglés)

El cambio de aspecto del que fuese Jose Miguel Cuesta ha sido muy drástico: de ser aquel chaval travieso que nos enamoró en Aquí No hay quien viva ha aparecido en sus nuevos videos de rap fumando, cubierto de tatuajes y rapeando.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Está claro que es una nueva etapa de su vida, y que si su ilusión es la Música, es muy loable.

Son mas cuestionables sin embargo otros comportamientos de los que está haciendo gala en los medios en comunicación, en particular en un vídeo de Youtube, del que no podemos estar seguros de que sea auténtico, en el que presuntamente Eduardo amenaza a otro adolescente haciendo mención de un arma de fuego.

En el vídeo se puede escuchar a un Eduardo pidiendo al oyente al que va dirigido el vídeo que se acerque a una dirección que le indica, y también le comenta las armas que tiene en su posesión, de lo que se infiere que podría tratarse de una amenaza hacia esta persona.

No sabemos si son chiquilladas y tampoco podemos asegurar la veracidad del vídeo, de modo que todo esto se sitúa en el terreno de la mera especulación. Pero lo que sí parece cierto es que el cambio de Eduardo le está haciendo ir por derroteros que son más que cuestionables, en particular en lo que se refiere al consumo de sustancias.

Probablemente los próximos días sepamos más sobre esta historia, y si sobre estas presuntas amenazas eran reales. Lo único que podemos indicar ahora es cuánto nos sorprende el cambio de actitud del pequeño Josemi de Aquí no hay Quien Viva.