Esta semana saltaba la noticia. Kiko Hernández, que se encuentra disfrutando de sus vacaciones, recibió la información y no dudó en llamar al programa en directo para transmitir a sus compañeros una jugosa exclusiva.

Según nos contó, Kiko Rivera, hijo de la famosa tonadillera Isabel Pantoja habría tenido dos supuestos encuentros sexuales con una camarera de uno de los locales a los que va a ejercer como DJ y cantante habitualmente.

Tras esta información del colaborador de Sálvame, el implicado llamó al programa para tratar de desmentir estos rumores. Tenéis todo explicado en este artículo anterior.

El programa publicó varios de los mensajes que supuestamente le envió el dj a Carmen, siendo varios de alto contenido sexual.

Pues bien, como era de esperar Carmen fue la invitada estrella a Sálvame Deluxe durante dos días, y ayer se sometió al polígrafo para defender la que ella considera "su verdad".

Según Conchita, la experta poligrafista del programa, la camarera dijo la verdad en las preguntas más comprometidas. A la pregunta de si había tenido dos encuentros sexuales con Kiko, la joven respondió que sí y según el polígrafo decía la verdad.

También resultó ser cierta según la máquina la afirmación de que Carmen se sintió atraída por Kiko Rivera, y que no se acercó al dj con la intención de acostarse con él.

Incluso se le preguntó si podría haberse quedado embarazada, y afirmó que no, a pesar de que no usaron protección en ninguna de las dos ocasiones en las que supuestamente tuvieron relaciones.

Pero aunque parezca imposible, estas no fueron las preguntas más vergonzosas.

Vídeos destacados del día

A Carmen le preguntaron por el olor corporal y sobre las flatulencias de Kiko, ya que varias de sus supuestas amantes anteriores han afirmado que al hijo de Isabel Pantoja le huelen mucho los pies y que no se avergüenza de soltar sus gases digestivos cuando le viene en gana.

En fin, tras salir airosa de las preguntas más comprometidas Carmen se sintió aliviada e incluso lloró pensando en Irene, la novia de Kiko.

La camarera dijo que lo sentía por la novia del dj pero que vio una buena oportunidad para ganar dinero en el programa, y no se lo pensó dos veces. Para más inri declaró que iba a emplear el dinero ganado para operarse el pecho.

Ahora sólo resta saber si Irene creerá a Kiko cuando afirma su inocencia o bien decide dejarlo. Pronto lo sabremos, viendo lo activos que son ambos en las redes sociales.