Así se ponía fin al matrimonio entre Ben Affleck y Jennifer Garner.  Al principio nos hicieron creer que era una separación “amistosa”, pero algunos días después se descubrió el gran pastel. Esta historia nos recuerda a muchas otras como la de Jude Law y Siena Miller, otros Famosos que sufrieron la intromisión de una tercera persona en su relación.

La niñera de la pareja, llamada Christine Ouzounains, que cuidaba a los pequeños del matrimonio, dice que la pareja ya estaba rota cuando ella comenzó a trabajar en la casa de éstos. Jennifer veía algo extraño, así que despidió a la niñera, pero ésta seguiría viéndose con Ben fuera de la casa.

Los representantes del actor niegan esta historia, aunque por otra parte la niñera va predicando a los cuatro vientos su amor por Ben.

La pareja, Ben y Jennifer, se conoció rodando “Pearl Harbour” en 2001 y nuevamente coincidieron en 2003 en “Daredevil”. Estuvieron saliendo durante 10 meses y se casaron en junio de 2005.

Un día después del décimo aniversario de la pareja, anunciaron su separación. Tras un intento fallido por arreglar esta crisis, finalmente el remedio era peor que la enfermedad. El matrimonio que tiene 3 hijos en común apenas compartía momentos como pareja.

Como una buena ruptura al estilo Hollywood, el ex-matrimonio se va junto de vacaciones. Esto nos recuerda a muchos otros ex como Sienna Miller y Tom Sturridge o Gwyneth Paltrow y Chris Martin. Unas ex-parejas deciden cortar por lo sano todo tipo de vínculos entre ellos, mientras que otros deciden irse de vacaciones juntos, compartiendo momentos con sus hijos, principal motivo por el que llevarse bien.

Vídeos destacados del día

Nada hacía sospechar sobre el bache que pasaba la pareja, pues tan solo dos semanas antes de anunciar su ruptura ambos disfrutaban de unos días de vacaciones junto a su hija Marlowe, la pequeña de tres años. 

Tras su ruptura, la pareja viajó a las Bahamas junto a sus tres hijos para disfrutrar del verano en familia. Muchos los critican, mientras que otros muchos comprenden esta actitud.