Tras pasar varias semanas desde que Chabelita salió de Supervivientes, todos los medios estaban ansiosos por saber si se había comunicado con su famosa madre.

La joven apareció en varios programas tras la Final del famoso Reality y siempre se le preguntaba si se había producido por fin comunicación entre madre e hija. Chabelita se ha mostrado muy sincera y clara al respecto, y la hemos visto dolida y extrañada ante la falta de interés hacia ella tanto por parte de su madre, como de su hermano Kiko,

Hoy por fin se ha dado a conocer la noticia de que se ha producido la tan esperada llamada desde la prisión.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Isabel Pantoja llamó a su hija no una sino dos veces.

En la primera llamada, la famosa tonadillera estuvo muy cariñosa e incluso pidió perdón a su hija por no haberse comunicado antes con ella.

Pero la cosa no terminó aquí ya que se produjo una segunda llamada mucho más tensa.

Al parecer, tras hablar con Chabelita, Isabel se comunicó con su hermano, quien como ya sabemos, no mantiene buena relación con su sobrina desde hace varios años. Según cuentan los medios, Agustín le estuvo contando a su hermana todos los detalles de las entrevistas de Chabelita en la Televisión.

Así pues, Isabel llamó de nuevo a su hija para reñirle por haber hablado de la familia tanto en el Reality como en posteriores entrevistas tras su salida.

Chabelita se defendió diciendo que siempre se ha mantenido al margen aunque su hermano Kiko haya hablado mal de ella, y que ya se ha cansado de aguantar en silencio los ataques.

La conversación entre madre e hija fue subiendo de tono y terminaron discutendo de forma bastante acalorada.

Vídeos destacados del día

Isabel le pidió a su hija que dejase de hacer declaraciones y conceder entrevistas, al menos hasta que ella tenga un permiso y puedan hablar y aclarar las cosas.

Pero fue tal la discusión que Chabelita incluso le dijo a su madre que si no la deja ir acompañada de su fiel niñera Dulce, no acudirá a Cantora para reunirse con la familia. Por supuesto, Isabel se negó a esta petición, por lo que en principio aunque salga de prisión con algún permiso, si ninguna da su brazo a torcer no se producirá el reencuentro entre ambas.

Tras terminar la llamada la tonadillera tuvo que ser atendida por los servicios médicos porque se alteró mucho.