Con la isla de Palapa clausurada a falta de que los cuatro finalistas vivan la Gran Final en España, en el plató que Telecinco tiene preparado para afrontar la 'finalísima' de Supervivientes 2015, será en cuestión de horas cuando sepamos, de manera oficial, que la única superviviente que quedaba en Honduras no llegará a ese gran momento.

Y es que la audiencia, tanto en las encuestas oficiales, como en las realizadas por otros portales, está dejando patente que su apoyo a Nacho Vidal es incondicional y que desean que el actor y director de cine para adultos sea el próximo ganador de esta nueva edición de SV 2015.

La consecuencia de este apoyo masivo que está registrando Nacho en internet, y que se está viendo cada semana salvándose de su nominación y echando a cada una de las personas que le han ido poniendo al lado en las jornadas de expulsión, es muy clara: Isa Pantoja 'Chabelita' será la próxima expulsada, y por lo tanto la última antes de una Final a la que la hija de Isabel Pantoja no podrá acudir más que como espectadora.

Si bien es cierto que en los últimos días su gente parece estar movilizándose, a través de llamamientos del clan Pantoja encabezados por su prima Anabel y por su hermano Kiko Rivera 'Paquirrín', sólo hay que revisar los canales oficiales de Telecinco y los medios visitados por los seguidores más fieles de este Reality Show para darse cuenta de que las opciones de Isa Pantoja de voltear la realidad son prácticamente inexistentes.

Esta salida de Chabelita tendrá como consecuencia que sea los cuatro hombres que restan en Honduras, es decir,  Rubén, Christopher, Rafi Camino y el favorito Nacho Vidal, los que afronten desde el plató central de Telecinco la gran Final que se celebrará el próximo jueves 16 de julio de 2015.

Un programa especial en el que tanto Jorge Javier Vázquez, como Raquel Sánchez Silva y como Lara Álvarez, ya de vuelta a España, vivan desde el plató una final en la que se echarán de menos a personajes como Elisa, Suhaila o Fortu.

Vídeos destacados del día

El público tiene en su mano la decisión.